El FMI respaldó la propuesta de EE. UU. de imponer un impuesto global a la renta empresaria

6 de abril, 2021

El FMI respaldó la propuesta de EE. UU. de imponer un impuesto global a la renta empresaria

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se declaró hoy “muy a favor” de imponer un impuesto mínimo global a la renta empresarial, un día después de que Estados Unidos señalara que va a impulsar la idea en el seno del G20.

En rueda de prensa al comienzo de las reuniones de primavera boreal del FMI y el Banco Mundial, la principal economista del FMI, Gita Gopinath, señaló que los gobiernos enfrentan “gran cantidad” de evasión fiscal y de dinero transferido hacia paraísos fiscales. Indicó que esto es un motivo de “gran preocupación” para el FMI, porque “reduce la base impositiva sobre la que los gobiernos pueden recaudar ingresos y gastar en las necesidades sociales y económicas”. “Estamos muy a favor de un impuesto mínimo global a la renta empresarial“, afirmó Gopinath, quien remarcó: “Es una gran preocupación para nosotros”.

Consultada sobre otra propuesta de la administración de Joe Biden para aumentar los impuestos a las corporaciones estadounidenses del 21% al 28%, Gopinath sostuvo que es prematuro comentar sobre el posible impacto de esta medida. La economista jefe del FMI indicó que, por el contrario, la drástica reducción de este impuesto durante el gobierno de Donald Trump (del 35% al 21%), no llevó a un salto significativo en las inversiones.

La propuesta de EE. UU. frente al G20

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, manifestó el lunes que Estados Unidos trabaja con los países del G20 “para acordar una tasa mínima de impuestos a las empresas”. “Juntos podemos usar este impuesto mínimo global para asegurarnos que la economía prospere sobre la base de una mayor igualdad de condiciones de tributación para las empresas multinacionales“, señaló.

Yellen dijo que el objetivo de esta medida será “que la economía prospere sobre la base de una mayor igualdad de condiciones de tributación para las empresas multinacionales, y que se impulse la innovación, el crecimiento y la prosperidad”. También forma parte de un compromiso que hizo Estados Unidos sobre temas relacionados con el cambio climático.

Estas medidas siguen la misma línea que el plan de inversiones de Biden por unos US$ 2 billones a diez años se financiará con el aumento de impuestos sobre las grandes corporaciones. De no cambiar las condiciones internacionales, Estados Unidos perdería gran competitividad internacional por el elevado nivel de carga tributaria.