Twitter en problemas: baja en ingresos, suma usuarios y en el horizonte un plan de suscripción

24 de julio, 2020

Twitter, una empresa bien familiarizada con el río revuelto, está teniendo un momento especialmente difícil. Primero, tras el brutal hack de la semana pasada de cuentas verificadas de alto perfil. Luego, por un informe de ganancias decepcionante publicado hoy, junto con la admisión de la compañía de que necesita nuevas fuentes de ingresos, incluidas las suscripciones.

El CEO Jack Dorsey dijo el jueves que está considerando una oferta de productos de suscripción para ayudar a compensar las pérdidas en publicidad durante la pandemia.

Mientras tanto, Twitter continúa aumentando su base de usuarios incluso cuando la publicidad sufre.

La compañía agregó 20 millones de nuevos usuarios activos monetizables diariamente en el segundo trimestre, un aumento del 34% año tras año, pero sus ingresos publicitarios disminuyeron 23% durante el mismo período.

No obstante, Dorsey dejó en claro que no quiere que ningún nuevo negocio de suscripción afecte la capacidad de la compañía para vender y publicar anuncios.

Muchas grandes compañías de medios adoptaron enfoques similares recientemente, para ayudar a compensar las pérdidas de publicidad.

El mercado publicitario, que tiende a crecer aproximadamente al mismo ritmo que el PIB, tiende a reducirse durante las recesiones económicas.

Mientras tanto, Twitter continúa lidiando con las consecuencias de ser pirateado la semana pasada.

A principios de este año, más de 1000 empleados de la compañía tenían acceso al tipo de controles administrativos que los hackers secuestraron la semana pasada para hacerse cargo de las cuentas de Bill Gates, Joe Biden, Barack Obama, Michael Bloomberg, entre otros, según un informe de Reuters.

Eso a pesar del acuerdo de la compañía con la Comisión Federal de Comercio por un desastre similar hace casi una década.

En medio de todo esto, el CEO de Twitter, Jack Dorsey, también recibió cartas del miembro republicano de mayor rango del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el Representante Jim Jordan, exigiéndole que se uniera a los CEO de Google, Apple, Amazon y Facebook en la audiencia antimonopolio prevista para el lunes pero con chances de posponerse.

No hay señales de que Dorsey tenga ninguna intención de aparecer. Nadie ha acusado a Twitter de tener el monopolio de nada. Pero la exhibición secundaria fue un recordatorio de cuán fuera de lugar estaría Twitter en esa podio de poderosos.

Facebook, Apple, Google y Amazon descubrieron, de diferentes maneras, cómo cosechar enormes ganancias de la revolución digital. Twitter no lo hizo aún.

La mayor fortaleza de Twitter fue su capacidad para servir como un bien común abierto, y aunque muchas veces no logró mantener un ambiente civil y seguro, esa apertura es lo que lo hace valioso para periodistas, políticos y ciudadanos comprometidos. Un modelo de suscripción podría reforzar las finanzas de la compañía pero limitar su valor público.