El market share de Argentina en Brasil retrocedió a 3%

2 de junio, 2020

 

El comercio bilateral con Brasil, que llegó a la zona de US$ 40.000 millones anuales en los años mozos del superciclo de commodities, ya no es lo que era. En el acumulado de los primeros cinco meses de 2020, la situación es la siguiente: nuestras exportaciones a Brasil cayeron casi 30% y las importaciones desde allí se desplomaron 27,5%. Fueron y vinieron mercancías por apenas US$ 6.353 millones.

 

En mayo, en particular, la baja de las exportaciones de Argentina hacia Brasil (55,6%) correspondió a vehículos de carga, vehículos automotores de pasajeros, autopartes y malta entera. El volumen de comercio de mayo fue irrisorio: US$ 846 millones y las exportaciones fueron de US$ 397 millones. Las menores desde 2004.

 

Un dato preocupante adicional: Brasil importa menos de Argentina en volumen y, también, en términos relativos. “Lamentablemente, la brusca caída no fue solo consecuencia del mal desempeño de la economía brasileña: el resto de sus importaciones cayó ‘solo’ 7,7% y, por ende, nuestra performance fue peor al promedio y nuestra participación en dicho mercado se redujo a la mitad pasando de 6% en mayo de 2019 a 3% en 2020”, dijeron en Ecolatina.

 

Argentina se posicionó en el cuarto lugar entre los mayores proveedores de Brasil, detrás de China, Hong Kong y Macao (US$ 2.539 millones), Estados Unidos (US$ 1.555 millones) y Alemania (US$ 613 millones).

 

Asimismo, las importaciones desde Argentina ajustaron 55,6% hasta US$ 449 millones. Así, regresó el déficit comercial, aunque en dosis testimoniales: US$ 51 millones. “Eso implica una reducción significativa respecto a igual mes de 2019 (US$ -120 millones), muy por debajo de los valores de 2018 o 2017 (US$ -450 millones o US$ -630 millones)”, dijeron en Ecolatina. En el acumulado, Argentina está US$ 80 millones arriba.

 

“De cara al futuro, las perspectivas tampoco son alentadoras. Por el lado exportador, la economía brasileña no repuntaría en el corto plazo (las proyecciones de PIB del consenso de mercado de ese país cayeron casi 3 puntos en los últimos treinta días, perforando el 6% actualmente). Además, la depreciación del real tampoco se revertiría, ni la inflación se aceleraría. En consecuencia, la competitividad cambiaria continuaría por debajo de 2019. Más allá de estas malas noticias, el saldo comercial bilateral podría mejorar en 2020, producto del desplome de la economía argentina y el superávit acercarse a US$ 1.000 millones, 30% más que en 2019 cuando acumuló US$ 750 millones”, agregó Ecolatina.

 

“Nuestras estimaciones de PIB han sido revisadas a la baja nuevamente para ambos países: en el caso de Argentina, la economía se contraería 9,8% anual (desde -8,3% previamente) mientras que la economía brasilera caería -5,4% (desde -5,1% anteriormente). Con el cambio de escenario y con los nuevos datos de alta frecuencia en términos de comercio exterior, también hemos revisado a la baja las proyecciones de los flujos de comercio bilateral. Ahora estimamos, con datos del INndec, una disminución del 29% en el intercambio comercial para 2020 entre Argentina y Brasil a US$ 14.592 millones, lo que implicaría retracción a niveles inferiores a los del año 2005”, dijeron desde Abeceb.

 

Además, agregaron: “Las ventas externas se retraerían en promedio 26,1% a US$ 7.674 millones y las compras externas 31,9% a US$ 6.918 millones. A pesar de esta retracción del comercio, Argentina finalizaría 2020 por segundo año consecutivo con un superávit en torno a los US$ 750 millones (versus US$ 227 millones en 2019). Nuevamente, cabe resaltar que estas cifras son estimaciones preliminares dado el contexto de suma incertidumbre y pueden ser revisadas en un futuro cercano”.

Dejá un comentario