“El IFE evitó que millones cayeran en la pobreza”

25 de junio, 2020

El secretario de Política Económica, Haroldo Montagu, se reunió ayer a la tarde con un grupo de representantes de empresas del sector automotriz, energético y de consumo masivo, entre otros, ante quienes hizo un repaso de las medidas adoptadas por el Gobierno para enfrentar el impacto del Covid-19, trazó previsiones para el futuro de la economía pospandemia y receptó sus inquietudes.

“En este contexto dinámico, estamos trabajando para paliar los efectos de la pandemia, acompañando a los sectores más desprotegidos y, al mismo tiempo, avanzamos en medidas específicas para la salida del Covid-19”, afirmó Montagu durante el encuentro virtual.

Asimismo, el secretario de Política Económica se refirió a la nueva etapa que rige en varias regiones del país, que dejaron atrás el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) para pasar a la fase 5, bajo la modalidad de Distanciamiento Social Obligatorio.

“En la mayoría de las provincias vemos una potencial reactivación ya que más del 80% del empleo privado está habilitado para volver a la actividad”, señaló Montagu, quien también dejó en claro que esta nueva fase requerirá de “mayor responsabilidad por parte de las empresas, los trabajadores y la población en general para tomar los recaudos necesarios y cumplir con los protocolos sanitarios”.

Sobre las políticas públicas adoptadas para enfrentar la pandemia, Montagu mencionó los tres principios que rigieron al Gobierno a la hora de diseñar esas medidas: “Transferencias de efectivo, subsidios a la producción y al trabajo y extensión del seguro de desempleo”.

“Argentina fue uno de los primeros países en tomar estas tres medidas al mismo tiempo”, resaltó.

En ese sentido, Montagu hizo especial hincapié en el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), una herramienta que apunta a la población más vulnerable del país y cuya cobertura alcanzó a nueve millones de personas. “Con el IFE se evitó que entre 2,7 y 4,5 millones de argentinos cayeran en la pobreza”, destacó el secretario y agregó que “se trata de una herramienta que tracciona el consumo”.

En cuanto al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), Montagu precisó que ese auxilio llegó a más de 250.000 empresas y 2,3 millones de trabajadores: “La medida tiene como eje cuidar los puestos de trabajo, sostener la producción y proteger las capacidades organizacionales de las empresas”.

Además, destacó los préstamos bancarios a tasas del 24% y detalló que en los últimos meses más de 100.000 empresas accedieron a estos créditos productivos con garantías y subsidios por parte del Estado.

Tras la exposición de Montagu, se abrió un espacio de intercambio de visiones con los representantes empresarios y se acordó volver a repetir el encuentro para seguir profundizando el diálogo.

Junto al secretario de Política Económica participaron de la reunión desde el Palacio de Hacienda, el subsecretario de Programación Macroeconómica, Fernando Morra; la subsecretaria de Programación Regional y Sectorial, Josefina Grosso; el subsecretario de Relaciones Institucionales, Rodrigo Ruete y Melina Mallamace, de la misma subsecretaría.

Por el lado empresario, estuvieron representantes del área institucional y de Asuntos Públicos de las empresas ExxonMobil, Dow Argentina, Danone, Shell Argentina, GE, Volkswagen, Grupo Roggio, BAT Argentina, Whirpool, Peñaflor, CCU, Viacom, FMGL, Bayer, Biogen, Arcos Dorados, Grupo Pérez Companc, Telefónica, Llorente & Cuenca, BBVA, Carrefour, Iquisa y Nissan.

Dejá un comentario