Lo que nos pasó el fin de semana

4 de mayo, 2020

Por Julian Doyle

 

“Yo escuché que el virus estaba dando vueltas desde diciembre. Acá el primer paciente apareció en febrero. Creo que nuestro partido de Champions fue una bomba que ayudó al virus a expandirse”, admitió el volante argentino del Atalanta de Italia, Alejandro “Papu” Gómez, sobre el encuentro ante el Valencia el 19 de febrero en el estadio San Siro de Milán, donde se trasladaron 45 mil personas desde Bergamo, ciudad del Atalanta y que tiene 120.000 habitantes, y también 2.500 hinchas españoles.

 

Un sondeo a dueños de restaurantes del Reino Unido reveló que la distancia social podría llevarlos a la quiebra. Casi la mitad de los encuestados piensan despedir al personal en el próximo mes, y más del 25% dijeron que sería imposible implementar medidas de distanciamiento físico.

 

Un hombre de Illinois, Estados Unidos, presentó una demanda por discriminación contra el Gobierno de Donald Trump en nombre de un millón de estadounidenses a quienes se les negarán los cheques de estímulo porque están casados ​​y presentaron impuestos conjuntamente con inmigrantes que no tienen números de Seguro Social.

 

“Este es un pueblo de chusmas. Es una vida pueblerina. Esto en Buenos Aires no pasa porque es una gran ciudad. Si yo le mando un audio a los jefes de unidades regionales es porque no puedo juntarme con el director de Seguridad Rural o con todos los jefes. Pero como algunos de esos jefes son chiquilines, filtran esas cosas pensando que a mí me desprestigian”, sostuvo el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín en respuesta a un periodista que le preguntó por qué creía que se filtraban sus audios de WhatsApp enviados a representantes de la fuerza de seguridad de la provincia.

 

El fiscal general de Missouri demandó a China por pérdidas y sufrimientos económicos, y el senador de Arkansas, Tom Cotton, llamó a limitar el número de estudiantes chinos que estudian ciencias. “Si los estudiantes chinos quieren venir aquí y estudiar Shakespeare y los Documentos Federalistas, bienvenidos, eso es lo que necesitan aprender de Estados Unidos”, dijo Cotton.

 

Para Enrico Letta, ex primer ministro de Italia entre 2013 y 2014, y uno de los fundadores del Partido Democrático, la pandemia por el coronavirus está logrando que nuestro gentilicio se convierta en un verbo que indica crisis económica. “En cuanto a la Argentina, me parece que lo que está pasando en Europa y en el resto del mundo desde un cierto punto de vista hace que el país esté menos solo con sus problemas financieros, porque todos nos estamos ‘argentinizando’. Es decir, lo que pasa en la UE hoy es que, ante la crisis sanitaria, social, económica, los despidos, etc, de golpe la deuda sumada de los países europeos aumentará en un año, en el 2020, aproximadamente un 20%, que es una cifra inmensa . Es decir, Europa entra en un mundo en el cual repentinamente la deuda se ha disparado y entonces es fundamental que todos reflexionemos y actuemos juntos sobre cómo se enfrenta este tema. Y esto me parece que hace que la Argentina esté un poco menos sola desde este punto de vista. El tema de la deuda y la necesidad de soluciones se convierte en un problema más colectivo , algo que quizás puede representar una buena noticia para la Argentina, en medio del desastre”.

 

Un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense descubrió que las llamadas al 911 por envenenamiento con respecto a la exposición accidental a productos de limpieza domésticos aumentaron en marzo. “El sentido común puede quedar en segundo plano”, dijo uno de los autores del informe que reveló una esterilización excesiva.

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atacó al Congreso y los tribunales en un discurso ante cientos de simpatizantes cuando el número de casos de coronavirus superó los 100.000 en ese país, con banderas de Estados Unidos e Israel de fondo y en medio de la crisis política más grave de su mandato tras la salida del ex ministro de justicia Sergio Moro, a quien el presidente brasileño llamó “Judas” en Twitter, refiriéndose al apóstol que traicionó a Jesús.

 

El filósofo alemán Peter Sloterdijk puso el acento en el consumo y presagia que el regreso a la normalidad no va a ser fácil. “El mundo en su concepción como gigantesca esfera consumista está basado en la producción colectiva de una atmósfera frívola. Sin frivolidad no hay público ni población que muestre una inclinación hacia el consumo. Este vínculo entre la atmósfera frívola y el consumismo se ha roto. Todo el mundo espera ahora a que se vuelva a reconectar ese vínculo, pero va a ser difícil. Tras una disrupción tan importante, el regreso a los estándares de frivolidad no va a ser fácil”.

 

Dejá un comentario