El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 10°C
Tendencias

Esta es la razón por la que a Bill Gates le gusta contratar empleados perezosos

Increíble pero real. Otra de las máximas del fundador de Microsoft.

Esta es la razón por la que a Bill Gates le gusta contratar empleados perezosos
06 mayo de 2024

Sus apocalípticas predicciones y sus recientes choques con Elon Musk han opacado el trasfondo del que viene Bill Gates, uno de los empresarios más exitosos del mundo de la tecnología. Durante años el hombre más rico del mundo, y ahora el sexto, por lo que sus consejos sobre cómo gestionar equipos de trabajo siempre son muy tenidos en cuenta.

Ahora ha explicado a quién contrataba en sus empresas para solucionar los problemas más graves y se trataba ni más ni menos que de las personas perezosas, por un motivo bastante interesante.

La mejor manera de solucionar problemas según Bill Gates

"Siempre pondré a una persona perezosa a hacer un trabajo difícil porque una persona así encontrará una manera fácil de hacerlo", asegura Bill Gates.

Con esta máxima Gates dejó claro cuál era la mejor manera de solucionar los problemas importantes de Microsoft. Sin embargo, esto no significa que a Bill Gates le gusten las personas perezosas, al contrario, ya que en sus primeras etapas en Microsoft memorizaba las matrículas de los trabajadores para saber quién se había ido antes a casa y quién se quedaba haciendo horas extras.

De hecho, ha sido siempre un auténtico obseso del trabajo, algo que él mismo ha reconocido en algunas ocasiones y que, de hecho, le ha pasado factura reconociendo que es uno de los grandes errores de su vida.

Sin embargo, unas palabras de su profesor de matemáticas en octavo curso le sirvieron como revulsivo para entender cómo trabaja la gente perezosa y así poder aplicarlo en su día a día. "El caso es que él de pequeño era bastante perezoso ya que tenía un nivel muy superior a lo que se daba en clase y se aburría con suma facilidad".

De estas palabras extrajo un mensaje muy valioso, y es que las personas perezosas tratan de atajar el trabajo de la forma más sencilla posible, mientras que alguien veleidoso y muy animado por trabajar tendrá una misión clara: hacerlo de la forma más brillante y quizás más complicada.

En el pasado, todo apunta a que Bill Gates tuvo que ser un jefe bastante complicado y exigente y que de hecho no valoraba mucho a la gente perezosa. Aunque sí que le servían para sus fines tal y cómo apunta esta anécdota. Sin embargo, es cierto que con el paso de los años ha cambiado su actitud y anima a las personas a vivir también su vida personal con bastante ahínco, al considerar que ha perdido grandes cosas en su vida por no disfrutarla plenamente al estar siempre absorto con el trabajo.

Las razones de esta máxima

  • Bill Gates era bastante perezoso de pequeño, debido a sus altas capacidades se aburría haciendo cosas simples en clase.
  • Sin embargo, un profesor de octavo curso consiguió espolear su talento y hacer que destacara notablemente en las matemáticas.
  • Desde entonces entendió que la mejor manera de solucionar tareas complicadas es haciendo que recaigan en las personas a las que más pereza les da trabajar.
  • De esta manera, encontrarán una solución más sencilla ya que buscarán la manera más rápida de ejecutarla.

Por supuesto, esta técnica también puede acarrear problemas, ya que un trabajo hecho mal y pronto puede enfangar las líneas de código que pueden ser necesarias para el futuro.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés