El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C
Cómo usar una VPN para proteger los datos personales

Cómo usar una VPN para proteger los datos personales

16 marzo de 2023

Las VPN (Virtual Private Network) son una herramienta increíblemente útil para cualquier persona que quiera mantener su privacidad en línea. En un mundo donde nuestra información personal está constantemente amenazada, las VPN ayudan a protegerla al ofrecer un nivel adicional de seguridad y anonimato. 

Las VPN ocultan tu dirección IP real, encriptarán tus datos y te permitirán acceder a contenido bloqueado en tu país. Esto significa que podrás navegar por Internet sin preocuparte por hackers o gobiernos invasivos que puedan rastrear tus actividades en línea.

Además, las VPN son excelentes para descargar archivos torrents con seguridad ya que evitan la vigilancia de los ISP y los posibles ataques de malware. Estas son solo algunas de las muchas ventajas de usar una VPN para proteger tu privacidad.

¿Cómo funciona una VPN?

Una VPN es una red privada virtual que se conecta a través de Internet y guarda los datos de forma segura. Esta tecnología permite a los usuarios enviar y recibir datos a través de redes públicas como Internet, manteniendo la privacidad y seguridad de sus datos. Cuando un usuario se conecta a una VPN, su tráfico de red es encriptado y dirigido a un servidor remoto. 

El servidor actúa como intermediario entre el usuario y el resto de la web, lo que significa que todas las solicitudes realizadas por el usuario pasan primero por el servidor antes de llegar al destino final. Esto ofrece varias ventajas, incluyendo mayor seguridad para los datos del usuario, ya que están encriptados durante todo el proceso; mayor anonimato al ocultar la dirección IP del usuario; y acceso ilimitado a contenido bloqueado geográficamente.

¿Cuáles son los usos principales de una VPN?

Las redes privadas virtuales (VPN) son una herramienta de seguridad cada vez más común para proteger la información y los datos personales. Estas redes permiten a los usuarios conectarse a Internet de forma segura, encriptando sus datos y ocultando su dirección IP real. Esto significa que nadie puede ver lo que está haciendo en línea, ni siquiera el proveedor de servicios de Internet (ISP). 

Las VPN también ofrecen acceso a contenido restringido geográficamente, ya que pueden simular una ubicación diferente al conectar desde un servidor remoto. Esto significa que los usuarios pueden acceder a sitios web bloqueados en su país o región, como puede ser partidos de fútbol, series de televisión o incluso redes sociales prohibidas en algunos regímenes. 

Además, las VPN también ofrecen anonimato en línea, ya que no hay registros de actividad guardados por el ISP u otros terceros. Por último, las VPN también ayudan a mejorar la velocidad y estabilidad de la conexión al evitar el tráfico congestionado del ISP. Esto es muy importante para los gamers, por ejemplo.

Cómo conectarse a redes Wi-Fi seguras usando una VPN

Una VPN (Red Privada Virtual) es una herramienta que le permite conectarse a redes Wi-Fi seguras de forma remota. Esto significa que puede navegar por Internet sin preocuparse por la seguridad de su información. Una VPN cifra sus datos y los envía a través de un servidor seguro, lo que significa que nadie más puede ver qué está haciendo en línea. 

Para conectarse a una red Wi-Fi segura usando una VPN, primero necesita descargar e instalar el software de la VPN en su dispositivo. Luego, inicie sesión en el servicio y elija un servidor al que desea conectarse. Una vez hecho esto, todas sus actividades en línea pasarán a través del servidor seleccionado y serán cifradas para mayor protección. 

Cuando termine de navegar por Internet, simplemente desconéctese del servidor para evitar cualquier riesgo adicional. En un mundo loco por la ciberseguridad, la blockchain y el encriptamiento de datos, esta herramienta es sumamente útil para lograr mayor seguridad a la hora de navegar en internet.

¿Existen límites al uso de una VPN?

Sí, existen límites al uso de una VPN. La mayoría de las VPNs tienen restricciones en cuanto a la cantidad de datos que puede transmitir y recibir. Esto significa que si intenta descargar archivos muy grandes o ver contenido multimedia con muchos datos, es posible que se le bloquee el acceso. Algunas VPNs también limitan el número de dispositivos con los que puede conectarse simultáneamente. 

Por lo tanto, si desea compartir su VPN con varios miembros de su familia o amigos, es posible que no sea capaz de hacerlo. Además, algunas empresas proporcionan servicios solo para ciertas ubicaciones geográficas, por lo que es posible que no pueda acceder a todos los sitios web desde donde esté ubicado actualmente. Finalmente, algunas redes Wi-Fi y proveedores de Internet bloquean el tráfico VPN para evitar el uso ilegal o inapropiado.

Usar una VPN ofrece numerosos beneficios para la protección de tu privacidad, como el cifrado de tus datos y la ocultación de tu dirección IP. Esto ayuda a impedir que los hackers roben tus datos personales, como nombres de usuario y contraseñas, e incluso puede ayudarte a evitar la vigilancia gubernamental.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés