Movimientos sociales anticipan conflicto

Habrá protestas si la CTEP no participa del consejo por el que se actualizará el monto del salario mínimo

21-06-2017
Compartir

Luego de que circularan versiones que aseguraban que el Ministerio de Trabajo no admitirá que miembros de las organizaciones sociales se sumen a la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, Juan Grabois, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) anticipó que, si hace falta, insistirán con ese pedido en la calle. “Si no se da la institucionalización de este reclamo, se traducirá en conflictos”, anticipó.

Luego de la ley de Emergencia Social, que institucionalizó a los trabajadores de la economía popular y dispuso un Salario Social Complementario para ellos equivalente la mitad del salario mínimo, la importancia de la discusión en el consejo tomó un nuevo peso para los miembros de las organizaciones sociales. “No habría ninguna razón para excluirnos porque tenemos personería social. Somos un sector de los trabajadores que no está representado por ninguno de los participantes y que se ve muy afectado por esa negociación”, dijo a este diario Grabois. Además, ofreció una vía alternativa en caso de que no logren ser convocados formalmente por el Gobierno. “Una posibilidad es que la CGT nos ceda la posibilidad de participar como uno de sus delegados. Es decir, que uno de sus delegados sea nuestro secretario general, (Esteban) el Gringo Castro, o algún compañero nuestro”, apuntó. El dirigente anticipó que insistirán con el pedido y lo harán “a través de la protesta social y también legalmente”.

Todo indica que el Gobierno rehusará el pedido de la CTEP y podría alegar que la conformación del consejo tiene una duración de cuatro años y ya fue renovada en 2016. En caso de confirmarse esta decisión, significará un revés en el proceso de institucionalización de los trabajadores de la economía popular. Además, podría generar nuevos cortocircuitos entre el Ejecutivo y los movimientos sociales, luego de un período en que, pese a las críticas, pudieron establecer algunos lazos. “En una mesa institucional o en la calle, pero no hay manera de que este año no estemos en la discusión por el salario mínimo. La forma dependerá de lo que decida el Gobierno”, advirtió Emilio Pérsico, referente de la CTEP y el Movimiento Evita.

El Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil se reunirá el próximo martes 27 de junio para actualizar el monto de la remuneración base, que sirve de referencia para los trabajadores fuera de convenio y los informales. En el encuentro del año pasado se acordó un salario mínimo de $8.060, que la CGT intentará elevar ahora a $15.000 para alcanzar a cubrir el valor de la canasta básica. El Gobierno, en cambio, buscará firmar un acuerdo en línea con las paritarias cerradas hasta ahora, idealmente en torno al 20%, lo que colocaría el mínimo en $9.672.

De todos modos, e independientemente de lo que suceda en los próximos días, los movimientos sociales convocaron a una movilización frente al Ministerio de Trabajo para el día de la reunión. Participará también de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) que responde al adjunto Ricardo Peidro, enfrentado al estatal Pablo Micheli.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés