Morales endureció su postura sobre Sala

04-01-2017
Compartir

A una semana de conocerse la sentencia contra la dirigente social Milagro Sala, detenida en Jujuy desde enero de 2016, y condenada a tres años de prisión en suspenso por un escrache contra el por entonces senador y actual gobernador, Gerardo Morales, su caso sigue generando diferencias. El propio Morales endureció su postura y le contestó a los organismos que se manifestaron en contra de la detención, y el Frente Renovador se aleja de Alberto Fernández, que visitó a la dirigente durante las fiestas.

“A los organismos internacionales les falta información, han escuchado una sola campana, por eso nuestro pedido es que vengan a Jujuy, creemos que en mayo vendrá el Grupo de Trabajo de la ONU, y estamos gestionando que la comisión de la OEA venga lo más pronto posible”, manifestó en diálogo con Radio Mitre. Entre los organismos que expresaron preocupación por la situación de Sala, se encuentran Amnistía Internacional, que exigió junto a otras instituciones, medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en favor de Sala. Luis Almagro, de la Organización de los Estados Americanos (OEA), pidió la “inmediata” liberación de la líder de la Tupac Amaru, al igual que José María Vivanco, director ejecutivo de Human Right. Uno de los primeros reclamos de organismos internacionales en aparecer fue el de un grupo de trabajo de las Naciones Unidas, en octubre pasado, determinó que hubo “un entramado de acusaciones consecutivas e inicio de causas judiciales para sostener su privación de libertad de manera indefinida en el tiempo”. “Milagro Sala se robó todo, muchachos”, cerró el gobernador radical, al sostener que la sentencia contra Sala es “la prueba más contundente que le da la razón a quienes dispusieron la prisión preventiva”.

La situación de Sala generó a su vez, como contó ayer El Economista, divisiones dentro del Frente Renovador, que tuvo como causa de origen la visita de Alberto Fernández a la dirigente durante las fiestas de fin de año. Fernández, que se reconocía como integrante del massismo, sostuvo ante una catarata de críticas por parte de miembros del Frente Renovador, había aclarado que su visita contó con previo aviso al líder del espacio, Sergio Massa. Ayer, el vicegobernador jujeño Carlos Haquim, massista, sostuvo que el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner “se desvinculó totalmente del Frente Renovador”. “El tema fue debidamente aclarado a nivel nacional, se ha desvinculado totalmente del Frente Renovador a Alberto Fernández. Esto me lo ha dicho de forma personal nuestro conductor Sergio Massa y lo ha expresado a través del presidente del bloque de diputados del FR en la Cámara de Diputados de la Nación y de otros dirigentes”, agregó. Voceros del massismo agregaron a este diario que Fernández “no es ni referente ni vocero del FR”. Ya se habían distanciado de Fernández, la diputada Graciela Camaño y la aliada Margarita Stolbizer, del GEN.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés