El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 19°C

Massa, con buena imagen pero sin espacio definido

Al líder del Frente Renovador se le reconoce una actitud constructiva en este momento pero necesita determinar una estrategia para las elecciones de 2017.

04-07-2016
Compartir

Sergio Massa, es luego de María Eugenia Vidal, el político con mejor imagen del país. A partir de ese dato, le debería resultar sencillo definir su estrategia electoral (el problema lo tendrían aquellos que lo enfrentarían en las elecciones y que son menos populares). Pero no todo es tan lineal porque Massa carece hoy de un espacio definido. Esto lo lleva a hacer gestos en distintas direcciones.

Sigue dispuesto a transitar “la amplia avenida del medio”. Pretende evitar el apoyo o la oposición total y hacer aportes a los proyectos del oficialismo. También votó con la oposición la ley antidespido. Esa estrategia, que aparece como muy equilibrada, le resultó muy redituable en términos de imagen personal pero deberá traducirla en respaldo electoral y en ese plano el escenario es más complejo. Por eso Massa no cierra ninguna puerta.

Un senador de su espacio, que además es su cuñado, Sebastián Galmarini, concurrió al homenaje que el PJ le hizo a Juan Perón en San Vicente. Otro dato en esa dirección son los contactos permanentes que mantiene con intendentes bonaerenses de origen peronista. Un momento clave que espera Massa para hacerle un gesto al peronismo es el 22 de agosto cuando se produzca la unificación de la CGT. Lo más probable es que se elija allí un triunvirato integrado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña. Los dos últimos tienen vínculo político con el massismo. La reunificación del sindicalismo será clave para el peronismo que viene y Massa desempeñará un papel clave en ese proceso y lo hará valer.

Pero los vínculos con el peronismo no irán más allá, por hora. En el massismo primero quieren ver como se define la interna y cuál es el lugar que le quedará al kirchnerismo en el PJ para luego ajustar su estrategia.

Massa tiene una base electoral muy similar a la del peronismo y por lo tanto son esos votos los que le pueden dar el triunfo en las legislativas de 2017. La decisión que tiene que tomar es si llegado el momento buscará ese apoyo haciendo explícito su deseo de ser la referencia del peronismo en el futuro ? como ocurrió con Antonio Cafiero en 1985? o intentará permanecer en la “amplia avenida del medio”. En el primer caso corre el riesgo de quedar pegado a la estructura del PJ. Pero la segunda variante tiene un punto débil que es la falta de apoyos institucionales suficientes. Hoy Massa cuenta con el respaldo de un grupo de intendentes que se cuentan con los dedos de una mano y sin su participación es muy difícil plantear una elección competitiva en Buenos Aires. Pero los intendentes peronistas buscarán algún grado de compromiso de Massa con la corriente política que los expresa.

El riesgo es que la “ancha avenida del medio” se convierta, el día de la elección en un sendero que reúna menos del 20% de los votos como ocurrió en 2015.

Por otro lado, Massa mantiene una relación muy fluida con Margarita Stolbizer con quien se presentará hoy en Mar del Plata. Todo indica que pueden formar parte de la misma oferta electoral en 2017. La líder del GEN asegura una pátina progresista y un fuerte compromiso en la denuncia de casos corrupción en los años recientes que será uno de los temas centrales de la campaña del año que viene. Pero, y ahí aparece otro límite para Massa, un acuerdo con Stolbizer es incompatible con un acercamiento con el PJ.

Por otro lado, mantiene una relación importante con el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Eso permitió que el Frente Renovador tenga, través de Jorge Sarghini, la presidencia de la Cámara de Diputados que posibilitó la aprobación de leyes importantes para la gestión de Vidal. El propio Sarghini le dijo a El Economista que no constituyen “una oposición constructiva, no un cogobierno”.

Las opciones están abiertas para Massa pero a medida que se acerque el año electoral deberá definir el espacio en el cual quiera competir.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés