Macri reunió intendentes del PRO y trazó algunos ejes de campaña

19-01-2017
Compartir

Volver a ganar en los distritos bonaerenses donde Cambiemos pudo torcer el rumbo electoral en 2015: esa parece ser la premisa del comando de campaña del Gobierno para los comicios de medio término de este año. Los de la alianza toda; pero, en especial, los “PRO puros”. El almuerzo de ayer del presidente Mauricio Macri, en el municipio de Tres de Febrero, gobernado por Diego Valenzuela, uno de estos últimos, en ese sentido, fue más que un acto de camaradería. En la reunión se fijaron puntos de una “agenda común” de trabajo, Macri los conminó a fortalecerse territorialmente y reivindicó la pertinencia de consolidar Cambiemos como frente electoral.

“Encuentro con intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires en Tres de Febrero”, señaló Macri en su cuenta de la red social Twitter, donde publicó una imagen en la que se lo ve junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el intendente anfitrión y los jefes comunales Jorge Macri y Martiniano Molina, de Vicente López y Quilmes, respectivamente. En el club San Martín, de Villa Raffo, hubo asado y, también, cierta convicción de que el Gobierno “nacionalizaría” la campaña para que se vote a favor o en contra de la gestión de Cambiemos. A nivel nacional, pero también provincial.

Territorio

“Fue una reunión impulsada por los intendentes, nuestro primer encuentro con el Presidente en el territorio”, contó Valenzuela a El Economista. “Tuvimos un diálogo directo sobre lo que pasa en cada municipio. El foco fue la gestión y la obra pública. Cada uno de los trece intendentes hizo un repaso de la situación de su municipio. Estaba muy atento y anotaba. Todos tenemos muchas obras en ejecución y Mauricio hizo hincapié en los trabajos con Aysa, por el tema cloacas y agua potable”, agregó. “Nos convocó a tener una administración responsable para liberar recursos para la inversión”, señaló en ese sentido.

Participaron los jefes comunales de Olavarría, Ezequiel Galli; de Lanús, Néstor Grindetti; de Luján, Oscar Luciani; de General Rodríguez, Darío Kubar; de Campana, Sebastián Abella; el bahiense Héctor Gay y el intendente de San Miguel Jaime Méndez. Además estuvieron presentes los jefes comunales de Junín, Pablo Petrecca; de Pilar, Nicolás Ducoté; de Lobos, Jorge Etcheverry y el plantense Julio Garro. Ausente con aviso, el intendente de Pergamino, Javier Martínez, abocado al trabajo en su distrito por las inundaciones.

Del cónclave participaron también el jefe de Gabinete, Federico Salvai, uno de los organizadores, el ministro de Gobierno Joaquín de la Torre, además del subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Lucas Delfino. Los primeros, en representación de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien se encuentra de vacaciones en México. Precisamente, los intendentes esperan que Vidal cumpla un rol clave en la campaña, dado el menor rechazo que tiene en distintas regiones de la provincia. Incluso, en el Conurbano, donde Macri tiene su peor performance.

Campaña

“En la provincia tenemos Presidente, gobernadora y 60 intendentes. Eso habla de una inédita territorialidad para un espacio nuevo como Cambiemos. Los desobjetivos electorales los vamos a transitar a partir de esa territorialidad y de la gestión. Pero no se habló en términos de armados y candidaturas. El desafío es que nos renueven el apoyo y consolidar el cambio”, señaló el intendente anfitrión a El Economista.

“Macri tomó nota de lo que le dijimos, nos hizo una devolución y nos instó a seguir trabajando la línea de avanzar siempre para darles respuestas y soluciones concretas a los vecinos de cada distrito”, indicó, por su parte, el intendente de Junín. “Fue una reunión de trabajo muy importante. Para Mauricio es muy importante saber cómo vemos las cosas los intendentes. Fue punteando municipio por municipio cómo estamos usando el presupuesto”, resumió luego Jorge Macri en diálogo con la agencia Télam. El ministro provincial De la Torre, en tanto, consideró que el encuentro fue “muy bueno” y que vio al Presidente “enchufado con las gestiones de los intendentes”.

Según trascendió, el objetivo del cónclave fue acordar una “agenda de trabajo común” con los jefes comunales, además de que Macri les pidió que estuvieran “atentos” a los “cien objetivos planteados por Jefatura de Gabinete”, al apuntar que si bien se trata de iniciativas concebidas para los ministerios, cada alcalde “puede ver qué puede cumplir”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés