La UCR trata de definir su papel

Cambiemos funciona en el Congreso, pero aún no logró conformar una estructura política estable.

19-05-2016
Compartir

Las autoridades de la UCR, encabezadas por José Corral más algunos legisladores y dirigentes con peso en el partido, se reunieron el martes y manifestaron su apoyo a la reforma política que impulsa el Gobierno y propusieron que también se contemple la legislación de provincias como Tucumán, Santa Cruz y La Rioja aun cuando las reformas en ese caso deben ser llevadas por las legislaturas locales. Pero más allá de las declaraciones formales, en todos los encuentros radicales está presente el tema de su relación con el Gobierno. Junto a la defensa de las principales iniciativas oficialistas, aparece siempre el reclamo de una mayor participación en la toma de decisiones. De todas maneras, existe una visión positiva sobre el funcionamiento de Cambiemos entre quienes ocupan cargos públicos (que en buena medida los tienen gracias al acuerdo con el PRO) y aquellos que no.

Distintas realidades

Es, además, una relación que reconoce distintos niveles. En el ámbito parlamentario funciona adecuadamente a partir de la constitución de interbloques en ambas cámaras que han acompañado sin fisuras al Gobierno Nacional. Por experiencia y trayectoria, los legisladores radicales son piezas decisivas en sostener la agenda del oficialismo en el Congreso.

A su vez, los gobernadores e intendentes radicales tienen una buena relación con el Gobierno porque Mauricio Macri los considera ? al igual que a los de los otros partidos? socios en la tarea de administrar el país. Por otra parte, el Presidente mantiene un diálogo fluido con Ernesto Sanz a quien escucha en varios temas y lo hace participar de reuniones en las que se definen estrategias políticas.

Pero así como los dirigentes partidarios quisieran ser consultados e influir más en las decisiones del Gobierno, Macri no siente la necesidad de que haya más presencia radical en su gobierno. Precisamente, un aspecto que los radicales suelen cuestionar en privado como la falta de gestión política, es para Macri, uno de los puntos más destacados de su gestión y no se cansa de repetir ante sus interlocutores “el lujo” que significa contar con el trío que integran Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó.

Un radical muy influyente sostuvo al término de la reunión qué el partido no puede limitarse a pedir más cargos sino a pensar de que manera ? preservando su perfil? wconstruir una alianza política más estable para fortalecer un Gobierno a cuya suerte está atado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés