El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 19°C
Versión digital

sab 24 Sep

BUE 19°C

La CGT busca frenar el descontento interno

En la reunión de su mesa chica se reivindicó lo acordado con el Gobierno en lo laboral, pero volvió a criticar la reforma previsional: hoy, reunión del Consejo Directivo

28-11-2017
Compartir

El triunvirato que conduce la CGT analizó ayer con su mesa chica las críticas internas de lo acordado con el Gobierno para avanzar en una reforma laboral y rechazó la reforma previsional con la que pretende avanzar el oficialismo. Los apuntados esta vez fueron los gobernadores y los legisladores que firmaron “sin consultarlos”. También decidió convocar a la Consejo Directivo de la central para hoy, en la sede de Azopardo, para disminuir la tensión al interior de la central, a un día de la convocatoria de los díscolos a Plaza Congreso para protestar por estas iniciativas.

“No hay ninguna grieta. Cualquier duda que tengan los integrantes del Consejo Directivo sobre todo lo actuado esperemos que quede clara”, señaló Héctor Daer, a la salida de la reunión en UPCN. “Lo que hay es falta de comunicación sobre los alcances de este proyecto de ley. Hemos sacado todo lo que afecta a los derechos de los trabajadores. Quedan temas que estaban en agenda y que creemos que hay que tratarlos”, sostuvo el dirigente, también diputado nacional, sobre los alcances de la reforma.

Juan Carlos Schmid, otro de los integrantes del triunvirato, fue más taxativo. “Las expresiones sindicales fuera de la CGT pueden tomar la determinación que crean que corresponde”, señaló sobre la manifestación de mañana que convocan Pablo Moyano, la Corriente Federal de Trabajadores y las dos CTA. “Nosotros creemos que hemos modificado el núcleo central de la reforma laboral y no tenemos motivos para manifestar ese rechazo”, sostuvo el dirigente de Draga

do y Balizamiento.

“La postura de la CGT siempre fue de rechazo al tratamiento de la reforma previsional. Los parlamentarios deberán responder por ese tratamiento”, sostuvo Schmid sobre el punto en el que la conducción de la CGT hará foco para buscar confluencia más allá esa mesa chica. En este caso, por ejemplo, tendría el acompañamiento de Moyano, secretario gremial, que es uno de los más críticos respecto de lo acordado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. “No estamos de acuerdo con la reforma previsional. Es es una  discusión que han mantenido con los mandatarios provinciales”, se desligó el dirigente, que también se vio obligado a responder los cuestionamientos de las diversas regionales del interior. “Acá hay gobernadores, senadores y diputados que cerraron un trato a nivel de las provincias y no han tenido la voluntad de convocar a los que ponemos el dinero, que somos los trabajadores”, sostuvo.

Camioneros, Judiciales, Canillitas y Peajes, cercanos a Moyano; Bancarios, Gráficos y Curtidores, relacionados con Sergio Palazzo; gremios de la CTA de los Trabajadores, como los docentes de Ctera y Suteba, e integrantes de organizaciones sociales como la CTEP y la CNCT son las organizaciones que convocan para marchar al Congreso. Allí, estos sectores sindicales opositores al Gobierno y varios de ellos alineados con la expresidenta y senadora electa Cristina Kirchner manifestarán su rechazo a los proyectos de reforma laboral y previsional, a los que calificaron como un “feroz ajuste”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés