El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 11°C
JxC

Juntos por el Cambio enfrenta una etapa crítica que ponen en duda el futuro de la coalición

Con la irrupción de Mauricio Macri, comenzó otra campaña.

El expresidente, Mauricio Macri.
El expresidente, Mauricio Macri.
02 noviembre de 2023

La irrupción de Mauricio Macri  apoyando abiertamente a Javier Milei y desplegando una gran actividad cambió la campaña electoral. Detrás del expresidente se alinearon Patricia Bullrich y varios dirigentes PRO que le dieron un mayor sustento político a Milei, pero también lo desdibujaron. 

El candidato libertario podría tener, en caso de ganar, más recursos institucionales gracias al apoyo que le brindará el PRO. Claro que el costo que está pagando no es menor ya que no podrá invocar que es un abanderado contra los "políticos chorros" y la casta con la que convocó a millones de votantes decepcionados con la situación del país en los últimos años. Ahora concretó un acuerdo con estructuras políticas y dirigentes que han tendido mucho protagonismo en la vida política del país en las últimas décadas. Si gana, le deberá mucho al expresidente lo que plantea un escenario diferente. 

Además, las propuestas más radicalizadas de Milei quedaron bastante licuadas aunque formalmente afirme que  la dolarización y la eliminación del Banco Central  "no se negocian". Por necesidad, el  Milei que quería dinamitar todo dejó tuvo que ceder para ganar apoyos que le permitan eventualmente gobernar. Por lo tanto, se trata de un cambio que tiene ventajas y riesgos y el veredicto se conocerá el 19 de noviembre.       

La elección se polarizó no solo porque eso el lo que genera el sistema de doble vuelta sino también por los alineamientos políticos que se están produciendo en la oposición que van más allá del proceso electoral. El PRO no se limitará a votar por Milei sino que tendrá protagonismo en su eventual gobierno.

Así quedaron dos campos bien definidos: según la lectura del PRO entre el cambio y el continuismo, pero otros consideran que en realidad lo único se está logrando es la consolidación de un polo liberal - libertario que deja a muchos sectores de la oposición afuera y que terminarán votando con el oficialismo o en blanco.   

El impacto en JxC 

Macri y Bullrich se acercaron  a Milei conscientes de que ese paso rompería a Juntos por el Cambio tal cual se lo conoció hasta ahora. Lejos de la mayoría del PRO, la UCR, por el contrario, no se expresó formalmente por ninguno de los candidatos aunque sus dirigentes sostienen que nunca votarían por Milei.      

Pero el impacto sobre un JxC reconfigurado será diferente de acuerdo a quien gane las elecciones presidenciales del 19 de noviembre. Un triunfo de Sergio Massa podría asegurar la continuidad de JxC, aunque con muchos cambios, en la medida en que sus distintos sectores, con más o menos énfasis, se ubicarían en la oposición. Podría haber radicales formando parte del gabinete de unidad nacional que propone Massa, pero difícilmente pueda lograr un acuerdo orgánico con la UCR.  

Por el contrario, de imponerse Milei, la fractura de JxC estaría asegurada definitivamente porque en ese caso la mayoría del PRO sería oficialista y la UCR un partido de oposición.

Pero habrá actores relevantes que jugarán a favor de sostener algún grado de coexistencia dentro de  JxC. En primer lugar, los diez gobernadores que tendrá la coalición. En casi todos los distritos hubo formulas mixtas y la listas de legisladores locales fueron compartidas entre los partidos de la coalición por lo que hay muchos incentivos  para sostener la unidad. 

Pero la relación entre los líderes del PRO y los radicales no tiene retorno.    

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés