Desafíos cruzados

Qué dijeron los columnistas políticos durante el fin de semana

25-04-2016
Compartir

Eduardo Fidanza, “La aritmética que definirá el futuro político”, La Nación. “En los últimos meses, la evolución de los principales problemas sigue un curso similar: aumenta la preocupación por la economía mientras se desploma el temor al delito. Pero, en ese contexto, surge una novedad significativa: crece mucho la inquietud por la corrupción (?) “Si la corrupción, en definitiva un problema político e institucional, no logra cambiar la ecuación del poder, deberá volverse a la sólida evidencia: el factor decisivo es la economía. Con esta precisión: no la macro, sino la que se expresa en el balance de ingresos y gastos de las familias. Cuando ese recuento es favorable, la sociedad premia al gobierno con el voto, se desentiende de los vicios públicos y protesta por la inseguridad en las encuestas o en la calle, no en las urnas. Que la economía familiar es más importante que la corrupción lo atestigua el descenso de la valoración de Macri el último mes. El aumento de tarifas y la inflación pudieron más que La Rosadita y otras indecencias para determinar su imagen. El Presidente posee dos stocks importantes: la popularidad, que es mayoritaria, y la novedad, un atributo carismático ?propio de la luna de miel? que se erosiona con el tiempo. Pero sabe que si la gente no tiene plata, le irá restando apoyo. “Sin embargo, considerar a la economía familiar como la única causa es hacer una lectura simplificada del proceso político. Hay otros elementos, además del bolsillo, que también intervienen: el liderazgo presidencial, la capacidad del Gobierno para sacar o vetar leyes, y la solidez o debilidad de la oposición. Es probable que la aritmética de todos estos factores determine el futuro político del país”.

José Natanson, “El futuro del kirchnerismo”, Página 12. “El regreso de Cristina repuso el clivaje kirchnerismo-antikirchnerismo que había empezado desdibujarse. Y su reto a los manifestantes que insultaban a Bossio (“Así no van a convencer a nadie”), así como su propues ta de Frente Ciudadano (nebulosa pero que pareciera apelar a una cierta apertura), demuestra que es más inteligente que el kirchnerismo sunita que la rodea y aplaude. Pero ocurren dos cosas: por un lado, como escribió Verónica Gago, la orden de autogestionar un nuevo espacio resulta contradictoria (la autoorganización desde arriba es un oxímoron). Por otro, no está claro aún cuál será el mecanismo político, la astucia de la razón que traducirá la activación militante, el sustrato afectivo y el ascendente social que conforman el capital político del kirchnerismo en una opción de poder real, lo que en un sistema democrático significa en última instancia una opción capaz de disputar y ganar elecciones. “Como ningún otro ciclo político desde la recuperación de la democracia, el kirchnerismo logró sobrevivir a su desalojo del poder. Y sin embargo, transformado hoy en una cultura política y una minoría intensa, no puede proponerse simplemente como un guardián de las conquistas del pasado, como un eco reivindicante de la década, por más ganada que haya sido. Para que no se reduzca a “un conjunto de personas con algunos recuerdos en común”, como decía Ricardo Sidicaro, el kirchnerismo necesita reinventarse apelando a nuevos sectores, recursos y discursos, una tarea pendiente desde el 2010 pero que debe encarar cuanto antes si quiere superar la derrota, que no es un accidente de la historia ni una conspiración de los poderosos sino el lugar en el que lo puso la sociedad tras las últimas elecciones”.

Julio Blanck, “Cristina, obligada a escuchar críticas”, Clarín. “El doble sablazo a Gioja y Scioli pone en claro cuánto es de escasa la esperanza que tiene la lista de unidad peronista de poder prosperar en la nueva etapa partidaria. Confluyen en esa nómina todos los sectores internos, empezando por los gobernadores que buscan abrirse un espacio propio cerrando la etapa kirchnerista (?) “Y va a tratar de imponerle a todo el peronismo su voluntad apoyándose en dos pilares básicos: “Uno, la crítica sin pausas al gobierno de Macri, basada en martillar sobre las penurias por la dura etapa social que se atraviesa. Como es de esperar, nada dirá de la necesidad de ordenar una economía y un Estado que ella dejó desquiciados. Y tampoco hará mención de las complicaciones judiciales que la rondan por casos de corrupción, como no sea para denunciar una persecución política. “Dos, la dificultad de quienes ya no quieren seguir sus órdenes para construir un liderazgo alternativo. Dentro o fuera del tinglado oficial justicialista, comparten esa carencia sin rápida solución a la vista dirigentes como Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Pichetto, Randazzo, Bossio y varios nuevos gobernadores, por nombrar a algunos de los más relevantes. “Desconocer de manera sistemática la propia responsabilidad es parte del equipamiento natural de la ex presidenta. Desde hace tiempo viene pagando el precio por ello. Perdió elecciones, dejó el poder y quedó estacionada en un piso muy sólido de adhesión popular, aunque hoy de condición claramente minoritaria. “Pero ella no tiene la culpa si los peronistas que quieren mandarla al pasado en un viaje sin retorno, no encuentran siquiera la forma de caminar el presente”.

Mauricio Maronna, “Escenario inédito en Santa Fe”, La Capital de Rosario. “La política santafesina vive un momento inédito de entrecruzamientos políticos entre oficialismos y oposiciones. El murmullo y la tensión, las idas y vueltas son la constante de socialistas, radicales y macristas originarios. “La relación entre el Gobierno Nacional y la Casa Gris parece desarrollar el gráfico de un electrocardiograma, con subas y bajas desde el mismo momento en que Mauricio Macri y Miguel Lifschitz asumieron sus gestiones (?) “El primer riesgo de cisma vendrá con las listas legislativas. En el radicalismo confirmaron que irán bajo la sigla de Cambiemos, “porque institucionalmente el partido es integrante del oficialismo”. Si Corral quiere ser candidato a diputado nacional (como lo indica la lógica no escrita de la política en la competencia previa a las elecciones a gobernador) deberá renunciar a la Intendencia y convocar a elecciones. “En el socialismo, atentos a esa posibilidad, sostienen que la UCR podría perder la capital de la provincia y le levantan el precio al senador Emilio Jatón, un periodista que, dicen, es el mejor posicionado. Corral no piensa todavía en una postulación y cree que el 2017 será un plebiscito a favor o en contra de Macri, y que poco arrastrará quién vaya en la punta de la boleta”.

Carlos Sacchetto, “Buscan unidad, pero Cristina los divide”, La Voz del Interior. “Un peronismo sin liderazgos claros puede ser tan interesante como problemático para la gobernabilidad que reclama Mauricio Macri, en su intento por reparar los males que aquejan al Estado poskirchnerista. En el interior de esa fuerza, todavía se perciben los efectos del nocaut electoral, que dejó mareados a muchos dirigentes y sumida en el desconcierto a una gran masa de adherentes. Pero, como lo demuestran los últimos días, la búsqueda de una recomposición que los fortalezca, por fuera del poder, está cargada de variables y también de acechanzas. “La reaparición de Cristina Fernández fue saludada con euforia por la militancia de La Cámpora, pero no tuvo igual recepción en los sectores que se identificaban como kirchneristas sin tanta intensidad ideológica, y mucho menos en el peronismo tradicional, que siempre los miró con desconfianza. “El raid político de la expresidenta con diputados, intendentes, artistas y senadores no alcanzó para encolumnar a todos y planteó, en cambio, un escenario que puede llegar a ser favorable para el Gobierno” “En la Casa Rosada, evalúan que la presencia de Cristina como protagonista principal de la oposición garantiza que ?por incompatibilidad de intereses y actitudes? no podrá haber un peronismo unido.”

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés