El Economista - 70 años
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C

CFK, entre Comodoro Py y la bancada propia

Luego de la declaración indagatoria de hoy, sin militancia, participará de un acto en José C. Paz

09-11-2017
Compartir

Será la primera aparición pública luego de la derrota electoral del 22 de octubre frente a la lista de Cambiemos encabezada por Esteban Bullrich. Y será por partida doble. Por la mañana, se presentará en los Tribunales Federales de Comodoro Py para declarar en la causa conocida como Hotesur, en la que se la investiga por supuesto lavado de dinero mediante falsos alquileres. Por la tarde, participará de un acto en el municipio de José C. Paz, donde fue invitada por el intendente Mario Ishii a inaugurar un hospital. Mientras tanto, prepara su desembarco en el Senado, con bloque propio, lejos del justicialista que pretende seguir encabezando Miguel Angel Pichetto.

Por medio de las redes sociales, la expresidenta consideró que su declaración indagatoria representa “un nuevo capítulo de la persecución judicial ordenada por el presidente Mauricio Macri contra opositores”. Entre los razones que utilizó para sostener esto, dijo que los hechos por los cuales se la cita “no sólo son idénticos a otros por los que ya fui juzgada y sobreseída, sino que en algunos casos son los mismos hechos por los cuales el mismo juez y el mismo fiscal ya me sobreseyeron varios años atrás”. La referencia es para Julián Ercolini y Gerardo Pollicita, respectivamente. “Así de ilegal. Así de arbitrario. Así de inconstitucional”, escribió en Twitter.

En su defensa utilizó dos argumentos que atravesaron parte de la campaña. Por un lado, que está bajo amenaza el Estado de Derecho y la división de poderes. Por el otro, que estas citaciones se llevan a cabo para dispersar la atención sobre las políticas del Gobierno y amedrentar a opositores. “Saben, en el Gobierno y en el Senado, que conmigo no hay amenazas ni extorsiones que me hagan callar”, sostuvo, a modo de respuesta. Al mismo tiempo, pidió que sus seguidores no la acompañen a Tribunales “porque no debemos entrar en su juego”. “Voy a ir sola”, reafirmó. Por el contrario, invitó para que la acompañaran en su visita al “entrañable” municipio de la primera sección electoral donde superó la barrera de los 50 puntos y aventajó por más de 20 a Bullrich.

Con el frente judicial con sobresaltos, la apuesta política de Cristina es hacer pie en el Senado, donde asumirá el 10 de diciembre próximo y tendrá un bloque de entre ocho y diez senadores. La decisión de Pichetto de no tender puentes con su sector y de dejar en claro que formarán bloques distintos tensó los ánimos. La expresidenta sabe que sumará al neuquino Marcelo Fuentes, un histórico de su sector, a la mendocina Anabel Fernández Sagasti, la correntina Ana Almirón, la santafesina María de los Angeles Sacnum, la chaqueña María Pilatti de Vergara, la chubutense Nancy González y la santacruceña Ana María Ianni. Mientras espera ver hacia dónde se inclinarán el chubutense Mario Pais y la catarqueña Inés Blas; y da por perdido al formoseño José Mayans, de buena relación con Cristina, pero que ya dio muestras de estar más cerca de Pichetto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés