El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 8°C
Congreso

Boleta Única: el oficialismo no logró emitir dictamen en el Senado y se demora el debate

La iniciativa ya tiene media sanción de Diputados, pero bloques provinciales y el peronismo federal plantean modificaciones.

El Senado de la Nación.
El Senado de la Nación.
03 enero de 2024

Este miércoles quedaron conformadas cuatro comisiones clave, dos de las cuales trataron el proyecto de Boleta Única de Papel (BUP), que ya fue aprobado por Diputados en junio del 2022. Sin embargo, algunos bloques ligados a fuerzas provinciales plantearon modificaciones, que de concertarse devolverían la iniciativa a la Cámara Baja. El oficialismo buscaba realizar una sesión cuanto antes, pero no se logró alcanzar el dictamen. La discusión pasó a cuarto intermedio y el debate podría demorarse dos semanas.

Fue en el marco de un plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales; y Asuntos Constitucionales, presididas respectivamente por Juan Carlos Pagotto (La Rioja - LLA) y Edgardo Kueider (Entre Ríos - FdT). La moción para pasar a un cuarto intermedio hasta la semana que viene fue propuesta por el peronista disidente Carlos Espínola, apoyada por el kirchnerismo y el radicalismo, en tanto que La Libertad Avanza y el PRO se expresaron por firmar hoy mismo dictamen.

Si bien La Libertad Avanza obtuvo el apoyo del Pro, el radicalismo y bloques peronistas disidentes, no logró que se sumen María Esther Silva (Juntos Somos Río Negro) ni la neuquina Lucila Crexell, quienes pidieron modificaciones al proyecto. La bancada kirchnerista, en tanto, se mostró intransigente a un dictamen favorable.

El debate

Mientras que los argumentos a favor se enfocaron en subrayar las mejoras en términos de transparencia, tiempo, recursos, medio ambiente y para garantizar la oferta electoral; el bloque kirchnerista apuntó a mostrar las incongruencias con otras propuestas del Ejecutivo, principalmente respecto de la supresión de las PASO, incluida en el megaproyecto de Milei y que esta iniciativa avala. También pidió mayor tiempo de debate para subsanar estas diferencias.

"Es imposible que el elector pueda elegir libremente si hay una millonada de boletas. Le estamos negando a los electores la posibilidad de tener igual cantidad de boletas con el mismo color. Ni hablar lo que significa en términos de ahorro económico y ecológico", señaló la mendocina Mariana Juri (UCR), quien destacó que "ya prácticamente no quedan países en el mundo que votan con boletas partidarias″. Y concluyó: "Elegir mejor es ayudar a los argentinos a que puedan vivir mejor y resolver mejor sus problemas".

La misma defensa de la iniciativa realizaron desde el PRO, pero manifestó mucho más enojo con la decisión de postergar el debate.

Pero algunos espacios consideran que el modelo de Boleta Única que plantea el proyecto aprobado en Diputados (el modelo que hoy se utiliza Córdoba) sería perjudicial para partidos más chicos o fuerzas provinciales no suelen llevar candidato a Presidente en las elecciones, dado que establece una única boleta con toda la oferta electoral y para todas las categorías, y posibilidad de votar "lista completa". Estos sectores defienden, en cambio, el modelo que se utiliza en Santa Fe.

En ese sentido, la senadora Mónica Esther Silva, de Juntos somos Río Negro, que responde al gobernador Alberto Weretilneck, afirmó: "Corresponderían hacer algunas modificaciones para que permitir que las minorías se expresen. Quiero proponer dos modificaciones: que la boleta única sea por categorías y la eliminación de uno de los incisos que da la posibilidad de votar boleta completa. Si le podemos hacer estos cambios, el bloque de mi provincia estaría de acuerdo".

Al planteo se sumó durante el debate la chubutense Edith Terenzi, del bloque Cambio Federal. Sin embargo, advirtió: "Este dictamen ojalá llegue al recinto y lo podamos aprobar. Puede que no sea la ley ideal de Boleta Única, pero es la ley posible. Y más adelante la podríamos modificar".

Cómo sigue el proyecto

Cualquier modificación reenviaría el proyecto a Diputados, donde el escenario es más complejo que en el Senado, y podría demorar la sanción de una ley que está paralizada en el Congreso hace un año y medio.

Es por eso que el oficialismo y la mayor parte de los bloques opositores acordaron pasar a cuarto intermedio hasta el próximo miércoles para intentar dictaminar. Si así fuera, el proyecto recién podría tratarse en el recinto la semana siguiente, es decir, sesionar dentro de 15 días, en la tercera semana de enero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés