El Economista - 73 años
Versión digital

lun 22 Jul

BUE 12°C
Guerra

Vladimir Putin vuelve a agitar el fantasma de las armas nucleares

Mientras la guerra continúa en Ucrania, el presidente de Rusia dijo que su país no descarta volver a realizar pruebas nucleares, algo que no hace desde 1990, justo antes de que se disolviera la Unión Soviética

Vladimir Putin vuelve a agitar el fantasma de las armas nucleares
06 octubre de 2023

Mientras la guerra en Ucrania continúa, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, hizo una peligrosa advertencia: su país podría reanudar las pruebas nucleares por primera vez en más de tres décadas, además de que podría retirar su ratificación de un histórico tratado de prohibición de este tipo de pruebas. 

Putin dijo que, por el momento, no había necesidad de cambiar la doctrina nuclear de Rusia, ya que cualquier ataque contra el país provocaría una respuesta en una fracción de segundo con cientos de misiles nucleares a los que ningún enemigo podría sobrevivir.

"¿Necesitamos cambiar esto? ¿Y por qué? Todo se puede cambiar, pero no veo la necesidad de hacerlo", explicó el mandatario ruso.

"Creo que ninguna persona en su sano juicio y con una memoria clara pensaría en utilizar armas nucleares contra Rusia", agregó. 

Sin embargo, advirtió que "escucho llamados para comenzar a probar armas nucleares, para volver a realizar pruebas" y señaló que Estados Unidos había firmado el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, pero no lo había ratificado, mientras que Rusia sí lo hizo. 

"No estoy dispuesto a decir si realmente necesitamos realizar pruebas o no, pero teóricamente es posible comportarse de la misma manera que Estados Unidos", manifestó, con tono amenazador. 

Algunos dirigentes rusos, en un momento en el que Occidente está alineada detrás de Ucrania, creen que una reanudación de las pruebas nucleares les enviaría un fuerte mensaje a Estados Unidos y compañía.

De todas formas, los expertos advierten que una reanudación de las pruebas por parte de Rusia, Estados Unidos o ambos sería profundamente desestabilizadora en un momento en que las tensiones entre los dos países son mayores que en cualquier otro desde el final de la Guerra Fría.

Actualmente, se estima que hay entre 12.000 y 13.000 ojivas nucleares desplegadas en el mundo. Más de 10.000 están bajo las manos de Washington y Moscú. 

Esta es una cifra relativamente baja en comparación con las casi 40.000 ojivas que tuvo la URSS durante la Guerra Fría o las 30.000 de EE. UU.

Justamente, en febrero, Putin suspendió la participación de Rusia en el nuevo tratado START que limita la cantidad de armas nucleares que cada parte puede desplegar.

El poderío ruso

Rusia heredó la mayor parte de las armas nucleares de la Unión Soviética, lo que le permite tener el mayor arsenal de ojivas nucleares del mundo.

Actualmente, Putin controla unas 5.889 ojivas de este tipo, en comparación con las 5.244 controladas por el presidente estadounidense, Joe Biden.

Un dato importante a tener en cuenta es que alrededor de 1.400 de esas ojivas rusas están retiradas, aunque probablemente sigan intactas, 2.815 están en reserva y alrededor de 1.674 son ojivas estratégicas desplegadas.

Por su parte, Estados Unidos tiene alrededor de 1.670 ojivas nucleares estratégicas desplegadas, mientras que China tiene un total de 410 ojivas, Francia 290 y Reino Unido 225. India, Pakistán, Corea del Norte e Israel completan la lista de países con este tipo de armamento. 

Las primeras y últimas pruebas

Desde la caída de la Unión Soviética en 1991, pocos países realizaron pruebas nucleares: EE. UU. lo hizo en 1992, China y Francia en 1996, India y Pakistán en 1998, y Corea del Norte en 2017. Por su parte, Moscú lo hizo, por última vez, en 1990.

Justamente, el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares fue firmado por Rusia en 1996 y ratificado en 2000, mientras que Estados Unidos lo firmó  en 1996 pero aún no lo ha ratificado.

En las cinco décadas transcurridas entre 1945 y el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares de 1996, se realizaron más de 2.000 ensayos nucleares, registrándose 1.032 de Estados Unidos y otros 715 de Unión Soviética.

Tal como lo representa la película "Oppenheimer", de Christopher Nolan, el primer ensayo nuclear fue realizado por Estados Unidos en 1945: tras varios años de trabajo, con Robert J. Oppenheimer a la cabeza, el 16 de julio de ese año se llevó a cabo en Los Álamos la prueba "Trinity", en la que se hizo explotar una bomba de unos 20 kilotones. 

Y apenas unas semanas después, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, EE. UU. lanzó dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

 Por su parte, la Unión Soviética detonó su primera bomba nuclear apenas cuatro años después, en agosto de 1949.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés