Pandemia

Vacunación en América Latina: lideran Cuba, Chile, Argentina y Uruguay

En América del Sur, los peores indicadores son los de Venezuela, Paraguay y Bolivia

Vacunación en América Latina: lideran Cuba, Chile, Argentina y Uruguay
29-11-2021
Compartir

Según Our World In Data, Cuba, Chile y Argentina tienen las mayores tasas de vacunación de América Latina, con tasas de 90%, 88% y 80%, respectivamente.

Uruguay y Brasil completan el top-5, con 79% y 76%, respectivamente. 

Sin embargo, si se comparan los porcentajes con dos dosis, Chile lidera la región con 84% y Uruguay desplaza a Argentina del tercer puesto, ya que 76% de su población tiene el esquema completo.

Asimismo, Costa Rica y Ecuador, ambos con 75%, se encuentran bien posicionados y más de 20 puntos por encima del promedio mundial de 54%.

Entre los más rezagados figuran Honduras, Bolivia y Guatemala en la zona de 30-40%. El más rezagado, sin embargo, es Haití, con menos de 10%.

¿Cómo está la vacunación en América Latina?
Cómo está la vacunación en América Latina

La pandemia afecta a la salud mental

Una nueva publicación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destaca el efecto devastador de la pandemia en la salud mental y el bienestar de las poblaciones de las Américas.

Los datos analizados muestran que más de cuatro de cada diez brasileños han tenido problemas de ansiedad, los síntomas de depresión se quintuplicaron en Perú y la proporción de canadienses que informaron de altos niveles de ansiedad se cuadruplicó como resultado de la pandemia.

"El mensaje es claro: hemos estado operando en modo de crisis desde el inicio de la pandemia", afirmó el doctor Anselm Hennis, Director de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OPS. "Además de manejar el miedo a enfermar y el trauma de perder a los seres queridos a causa del nuevo coronavirus, la gente de las Américas ha sufrido desempleo, pobreza e inseguridad alimentaria, y el impacto adverso en la salud mental ha sido generalizado", destacó.

El documento también indica un marcado aumento de los incidentes de violencia doméstica durante la pandemia, citando estudios nacionales basados en los registros de las líneas telefónicas de ayuda, los informes policiales y los datos de los proveedores de servicios, lo que agrava los ya elevados índices de violencia de la región, que triplican la media mundial.

El material también documenta el impacto del Covid-19 en la salud mental de las poblaciones vulnerables, como los jóvenes, las mujeres, las personas con enfermedades mentales preexistentes, así como los trabajadores de la salud y de primera línea y las personas de menor nivel socioeconómico, y señala que estos se han visto más gravemente afectados por las interrupciones de los servicios de salud mental.

Los autores piden que se actúe de inmediato para reforzar los sistemas y servicios de salud mental en la región, con especial atención a la integración del apoyo psicosocial en sectores y entornos como la atención primaria de salud, la educación, los servicios sociales y los sistemas de apoyo comunitario. Para mitigar el impacto de la pandemia, los autores subrayan que la salud mental debe incorporarse a los planes de preparación, respuesta y recuperación ante emergencias.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés