Récord de 4,5 millones de renuncias

¿Por qué hay récord de renuncias en EE.UU.?

La tendencia, que se apoda "La Gran Resignación", llegó a un nuevo récord en noviembre

Récord de renuncias en USA
04-01-2022
Compartir

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, en noviembre 4,5 millones de estadounidenses que dejaron sus trabajos, un récord para el país luego de los 4,4 millones de septiembre. Esto equivale a 3% más de trabajadores dejando sus trabajos.

Asimismo, se reportaron 10,6 millones de vacantes laborales, por debajo de las 11 millones que se habían registrado en octubre. Se calcula que, por cada desempleado, hubo durante noviembre 1,5 trabajos disponibles. Sin embargo, con esta cifra ya se registra el sexto mes consecutivo con más de 10 millones de puestos en oferta.

Puestos de trabajo disponibles

Estas tendencias se vieron en las cuatro regiones del país y se incrementan en los sectores de hotelería y alimentos (920.000 renuncias) y asistencia médica (660.000), principalmente. 

Renuncias por sector, USA, nov 21

No obstante, la cantidad de contrataciones durante ese mes fue de 6,7 millones, el nivel más alto desde julio. Entonces, ¿cómo se explica esta tendencia? 

Primero, porque se puede. El fenómeno se da en un mercado laboral confiable y dinámico ya que, como se observa de las cifras antes presentadas, la mayoría de los trabajadores que renuncian a sus trabajos se incorpora a otro, es decir, permanecen dentro del mercado laboral. Las ganancias potenciales de mantener un empleo a lo largo del tiempo no parecen pesar.

Por eso, se puede entender que la mutación se debe a una búsqueda por mejores condiciones, salarios más altos o la posibilidad de estar en un ambiente más cuidado y con menor exposición al Covid-19.

Justamente, con la salida de tantos americanos de sus puestos de trabajo se genera una menor oferta de trabajadores frente a una mayor demanda por parte de los empleadores. 

Esto le concede más poder a los empleados a la hora de renegociar sus salarios y condiciones, lo que los beneficia ampliamente y a lo que ya muchos jefes están respondiendo positivamente con aumentos y bonos especiales.

Por otro lado, según una encuesta de Zip Recruiter, con la pandemia una gran cantidad de personas decidió cambiar de profesión, lo que justifica la renuncia, y también, muchos priorizaron trabajos que les permitan la opción de home office. El 54% de los encuestados prefería esa modalidad y solamente el 10% de los trabajos la ofrecía.

Los expertos apodaron el fenómeno como la “Gran Dimisión o Resignación” (en inglés, The Great Resignation)

El 39% de los trabajadores encuestados afirmó también que su decisión de renunciar se debe a un descontento frente a la gestión de la pandemia. Esto fue a raíz del trabajo excesivo al que se vieron sometidos al tener que cubrir a compañeros enfermos o por encontrarse en industrias -como la de salud- que se vio colapsada en múltiples sentidos.

Con la pandemia, muchas personas hicieron balances personales y decidieron darle más lugar a su vida personal por sobre la laboral: este fue otro de los motores de la tendencia. El 13% de los trabajadores renunciaron porque sus trabajos no le permitian un equilibrio entre su vida social y la laboral.

Por último, aunque los menos, 1 de cada 3 trabajadores renunciaron para comenzar sus propios proyectos -según una encuesta de Digital.com-, y otros, prefieren vivir de asistencias gubernamentales

Por todas estas razones, Estados Unidos está enfrentándose a cifras récord en términos laborales y es cada vez más común ver carteles de “Now Hiring” o “Help Wanted” en los locales. La hora de trabajo comienza en los US$ 15 y se encuentran vacantes en todo tipo de sectores. En los contratos cortos se suele ofrecer un bono a quienes cumplan cierta cantidad de meses en el puesto.

Por estos días, quienes aprovechan estas oportunidades, principalmente, son inmigrantes que llegan al país en busca de una mejor calidad de vida.

Los locales en busca de personal

El reporte de empleo de diciembre se publicará el viernes y, con él, se terminará de evaluar el cierre del 2021.

Si bien la “ventana” para renunciar y cambiar de empleo sigue abierta, los expertos señalan que se puede ir cerrando en los próximos meses.

Otro factor a considerar es que la comptenecia salarial entre las empresas para captar y/o retener personal puede poner más presión sobre la inflación. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés