El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 12°C
Elecciones

Nayib Bukele se encamina a un arrollador triunfo en El Salvador

El mandatario, que según la Constitución no podía presentarse en los comicios para ir en busca de su reelección, tiene una intención de voto de más del 80% gracias a su lucha contra la inseguridad

Nayib Bukele se encamina a un arrollador triunfo en El Salvador
01 febrero de 2024

Este domingo 4 de febrero, más de 6,2 millones de personas estarán habilitadas en El Salvador para participar de unas elecciones presidenciales que ya casi parecen definidas. 

Específicamente, los salvadoreños deberán definir a los titulares de la presidencia y vicepresidencia de la República para el período que comenzaría el 1 de junio de 2024 hasta el 1 de junio de 2029.

Además, en simultáneo, se desarrollarán comicios legislativos y municipales, aunque se espera que el oficialismo, liderado por el presidente, Nayib Bukele, se imponga en todas las contiendas. 

¿Por qué Bukele es candidato? 

Según la Constitución de El Salvador, Bukele no podría presentarse para la reelección. Sin embargo, debido a sus altos niveles de popularidad, el Poder Judicial le terminó permitiendo su postulación. 

La Constitución del país centroamericano prohíbe la reelección, implícitamente o explícitamente, en varios artículos. 

En el caso particular del artículo 152, se establece que no podrá ser presidente "el que haya desempeñado la Presidencia de la República por más de seis meses, consecutivos o no, durante el período inmediato anterior, o dentro de los últimos seis meses anteriores al inicio del período presidencial".

No obstante, debido al alto poder de influencia de Bukele, la Corte Suprema del país, nombrada con la mayoría oficialista que asumió en la Asamblea en 2021, dio una nueva interpretación constitucional del periodo presidencial. 

Así, determinó que Bukele podía ir en busca de la reelección, siempre y cuando se tomara una licencia o renunciara a su cargo en los últimos 6 meses de su mandato.

Finalmente, el 30 de noviembre de 2023, la Asamblea Legislativa aprobó una licencia de 6 meses para el mandatario y su vicepresidente, Félix Ulloa, para que puedan competir en las elecciones del próximo domingo. 

Ese día, Bukele le delegó sus funciones a una interina, la secretaria privada de Presidencia, Claudia Rodríguez de Guevara.

bukele 2
 

La alta popularidad de Bukele 

Durante años, El Salvador tuvo una de las tasas de homicidios más altas de la región, con más de 100 asesinatos cada 100.000 habitantes en el 2015. 

Sin embargo, con una extrema política de mano dura, Bukele logró dar vuelta la tendencia y, actualmente, El Salvador registra una tasa de homicidios de 2,3 por 100.000 habitantes.

Es cierto que muchos lo acusan de violar varios derechos humanos para lograrlo, aunque eso no parece ser muy preocupante para los salvadoreños, que destacan la labor presidencial.

Por dar algunos ejemplos, desde que Bukele es presidente, las fuerzas de seguridad pueden arrestar a cualquier persona sin una orden judicial basándose en pruebas de dudosa procedencia, como una denuncia anónima.

Además, el gobierno tiene acceso ilimitado a comunicaciones privadas y los detenidos pueden ser retenidos sin cargos. Actualmente, más del 2% de la población adulta del país centroamericano está bajo arresto.

Ante esta situación, grupos de derechos humanos han denunciado las detenciones arbitrarias de personas inocentes, la tortura y la muerte de prisioneros bajo custodia. 

De todas formas, esto ha impactado poco y nada en la popularidad de Bukele: según una encuesta de opinión de enero de 2024 del Instituto Universitario de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana, el 82% de los votantes apoya al mandatario.

Por contrapartida, el siguiente candidato más cercano es Manuel "Chino" Flores, del legado izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que gobernó el país durante 10 años antes de Bukele, aunque apenas tiene el 4% de apoyo. 

Un dato clave es que el voto no es obligatorio en El Salvador, por lo que es probable que muchos de los detractores de Bukele ni siquiera vayan a votar teniendo en cuenta que es casi imposible derrotarlo. 

Así, el mandatario superaría ampliamente el 50,01% necesario para imponerse en primera vuelta, lo que le permitiría romper con la tendencia de que la mayoría de los oficialismos han sido derrotados desde que apareció la pandemia del coronavirus allá por principios de 2020.

Por otra parte, Bukele, de 42 años, ha implementado innovadoras medidas en otras áreas, como por ejemplo aceptar bitcoin como moneda de curso legal.

Pero, más allá de que la elección presidencial esté casi definida, la gran cuestión de la jornada será si el oficialismo logra aumentar la mayoría que tiene en la Asamblea.

Actualmente, el partido Nuevas Ideas posee 64 de los 84 diputados, contando a sus aliados (GANA, PCN y PDC), aunque, tras una reforma impulsada por el gobierno, a partir de ahora, el total de bancas se reducirá hasta 60.

Y, según las proyecciones, el domingo el oficialismo obtendría 52 de esas 60, lo que le permitiría ampliar profundamente su mayoría legislativa. 

bukele 3
 

La opinión de EE.UU.

Históricamente, Estados Unidos ha criticado duramente a las dictaduras de la región, aunque muchas veces suele mirar para otro lado si esos autoritarismos no buscan confrontar con Washington.

En este caso, no puede decirse que el gobierno de Joe Biden tengan buenos vínculos con Bukele ni mucho menos. Sin embargo, con las guerras en Ucrania y la Franja de Gaza como principal preocupación, Washington ha sido menos dura de lo esperado por muchos.

De todos modos, en las vísperas de las elecciones, la representante demócrata Ilhan Omar, junto a otros 14 legisladores, le envió una carta al secretario de Estado, Antony Blinken, instando al Gobierno estadounidense a tomar medidas para "defender" la democracia en El Salvador.

"El Departamento de Estado debe revisar su relación con El Salvador y defender los valores democráticos. El pueblo salvadoreño merece elecciones libres y justas sin temor a la represión", escribió Omar en X.

Como era de esperar, Bukele, que es muy activo en las redes sociales, no tardó en responderle: "Creo que EE.UU. debería tener elecciones libres y justas", escribió, a modo de ironía, en referencia a los comicios de 2020, en donde Donald Trump alegó que hubo fraude, aunque nunca pudo presentar pruebas concretas.

Por otro lado, en el caso del gobierno argentino, esta semana le dio un fuerte respaldo indirecto a Bukele cuando el ministro del Interior, Guillermo Francos, se reunió con el embajador de El Salvador para dialogar sobre "las políticas implementadas por el presidente Bukele para llegar a una solución rápida ante la inseguridad que afrontaba su país". 

Desde que Milei ganó el balotaje, ha tenido varios intercambios con Bukele e incluso este último estuvo cerca de asistir a su asunción, aunque finalmente no ocurrió. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés