El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 10°C
ABECEB

En lo que va de 2023, el déficit con Brasil duplicó al del año pasado y alcanzó su segundo mayor valor desde los '90

En los ocho meses que van del año, la balanza bilateral con Brasil acumula un déficit casi tres veces superior al de igual plazo de 2022.

En lo que va del año la balanza comercial bilateral con Brasil acumuló un déficit de US$ 4.455 millones.
En lo que va del año la balanza comercial bilateral con Brasil acumuló un déficit de US$ 4.455 millones.
02 septiembre de 2023

En lo que va de 2023, el déficit comercial con Brasil se duplicó en relación al mismo mes del año pasado, y alcanzó el valor más alto desde 2017 y el segundo desde 1999.

  • En agosto, la balanza comercial bilateral fue deficitaria en de US$ 292 millones, según los datos de la oficina de estadística brasileña relevados por la consultora Abeceb.

Esta cifra es menor a la registrada el mes previo con US$ -602 millones y muy por debajo del récord registrado en junio de US$ -1.024 millones, pero aún así, el déficit comercial de agosto registró un incremento del 17,4% interanual con una caída en los valores de comercio 13,3%, una de las mayores desde 2020.

En lo que va del año la balanza comercial bilateral con Brasil acumuló un déficit de US$ 4.455 millones, casi tres veces superior al de igual plazo de 2022, y más del doble que del déficit acumulado en todo el año pasado.

Este rojo acumulado es el mayor de los últimos seis años y el segundo más elevado desde 1999, solamente lo supera el resultado de 2017 con US$ -5.278 millones.

Comercio bilateral entre Argentina y Brasil (M de USD FOB Saldo comercial (eje der.); Expo. e 
impo. (eje izq.)
Comercio bilateral entre Argentina y Brasil (M de US$ FOB Saldo comercial (eje der.); Expo. e impo. (eje izq.)

Caída general

Tantos importaciones como exportaciones tuvieron caídas. Las importaciones totalizaron US$ 1.431 millones con una baja de 8,4%, lo que significó su primera contracción desde diciembre de 2022 y la segunda desde la pandemia. La caída se debe a una disminución del 7,5% en las cantidades importadas, ya que los precios de las importaciones se incrementaron 1,4%.

  • El más afectado fue el sector automotriz, aunque las importaciones de "partes y accesorios" creció 10,9%. Pero "vehículos de pasajeros" se redujo 53,6%,

Las exportaciones, en tanto, presentaron una baja interanual del 13,3%, totalizando US$ 1.139 millones. La exportación de Vehículos automóviles de pasajeros fue el único subrubro con desempeño positivo, totalizando US$ 208,7 millones y creciendo 5,6%. 

En tanto la venta de "Trigo y Centeno, sin moler" descendió 78,8% en agosto, llegando a US$ 33,8 millones y viendo una caída de casi 10 puntos porcentuales en su participación - de 12,1% en 2022 a 3,0%. El profundo impacto de la sequía, así, sigue observándose en las ventas de este producto, que en su acumulado anual han caído un 54,2%.

Balance y proyecciones 2023

Hacia adelante, la cosecha gruesa podría ayudar a acotar el déficit comercial con Brasil, sumada a una potencial desaceleración de las importaciones como la que se observó en agosto. 

Por el contrario, sería desfavorable al déficit comercial bilateral la situación crítica del sector agrario, ya que al desplome de las exportaciones se le suma la necesidad de importar materia prima para la industria nacional. En este sentido, las importaciones de soja crecieron 247,8% en los ocho meses de 2023, y se espera que se importe el triple de esta commodity que el año pasado porque "si este nivel de importaciones no fuera permitido, la molienda sufriría una profunda contracción, profundizando la recesión actual que ya fue traccionada por el complejo agropecuario". 

De cualquier modo, no se espera un impacto significativo de la devaluación del tipo de cambio sobre el comercio bilateral, ya que la competitividad que se logró en agosto se perdería tras la aceleración inflacionaria esperada para los tres meses donde el tipo de cambio permanecería fijo. 

Sumado a esto, la incertidumbre económica es demasiado alta como para que una depreciación del tipo de cambio real mueva realmente el amperímetro ni de las importaciones ni de las exportaciones. 

La única alternativa que queda por tanto en el corto plazo para lidiar con la creciente escasez de divisas es el control de importaciones, a lo que el Gobierno intenta sumarle otras iniciativas tendientes a conseguir financiamiento para el comercio como el acuerdo que anunció esta semana el ministro Sergio Massa con el presidente Lula, donde se presenta un nuevo mecanismo para financiar importaciones para la industria (en rigor un financiamiento por US$ 600 millones de parte de la CAF y BNDES para exportaciones de Brasil a Argentina, específicamente para los sectores automotriz y autopartistas).

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés