¡Confirmado, Trump va por todo!

12-01-2017
Compartir

Donald Trump es un chiste y nunca será siquiera el nominado del Partido Republicano. Bueno, pero no le va a ganar a Hillary Clinton. OK, pero se va a moderar cuando llegue a la Casa Blanca porque no se va a tirar un tiro en el pie y los poderes preexistentes le van a poner un freno. Tras la conferencia de prensa realizada ayer en Nueva York y con el telón de fondo de su inminente arribo al Salón Oval de Avenida Pennsylvania 1600, la hipótesis de la moderación podría ser una nueva lectura fallida del “fenómeno Trump”. Y la más grave, cabe aclarar, porque en pocos días más será el hombre más poderoso del mundo.

La conferencia, algo caótica y acaso un preludio de los tiempos por venir, fue realizada ayer a las 11 en la Trump Tower sita en la Quinta Avenida y contó con las presencia de unos 250 periodistas. El encuentro duró una hora (incluyó cruces con un periodista de CNN, al que no le dejó hacerle preguntas) y tuvo como eje central un documento de 35 páginas que subió Buzz- Feed a su sitio la noche del martes. Ese dossier, que fue visto por casi 4 millones de personas y habría sido compilado por un ex agente de inteligencia británico, indicaba que Rusia tenía información sobre Trump, que ambos tenían “lazos profundos” y Moscú lo había elegido para dividir el eje occidental que pivotea en EE.UU.

Si bien Trump intentó llevar la conferencia hacia las buenas noticias económicas (dijo que muchas terminales automotrices van a volver a EE.UU. y apuntó contra “big pharma”, y otros, por vender en EE.UU. y producir afuera), los reporteros volvieron sobre la sangre: todos los caminos conducían a Moscú. Reconoció, por primera vez, que Rusia estuvo detrás del hackeo de la Comisión Nacional Demócrata.

A los hijos, todo

Pero ese no fue el único tema. Trump también anunció que mantendrá la propiedad de su imperio global de negocios (Trump Organization), pero que dejará a cargo a sus dos hijos mayores (Eric y Donald Jr), una fórmula que algunos expertos dicen que no evitará los conflictos de interés. Como en el caso de Rusia, veremos... Su compromiso no parece ser muy fuerte. “Podría, de hecho, llevar mis negocios y el gobierno al mismo tiempo. No me gusta cómo se ve, pero podría hacerlo si quisiera”, comentó. Trump Organization, eso sí, no hará nuevos negocios con otros países.

¿Vuelven los muros?

Trump dijo que iba a avanzar con el muro con México muy rápidamente. “Podría esperar alrededor de un año y medio hasta que finalicemos nuestras negociaciones con México, que comenzarán inmediatamente después de que asuma el cargo, pero no quiero esperar”. Trump afirmó que el vicepresidente electo, Mike Pence, “lidera un esfuerzo para obtener aprobaciones finales de parte de varias agencias y el Congreso para comenzar a construir el muro (?) México de alguna manera nos reembolsará”.

“Un gran impuesto”

Asimismo, prometió el miércoles que habrá un “gran impuesto fronterizo” a las empresas que trasladen puestos de trabajo fuera de Estados Unidos. “Quieres mover tu planta y crees, por ejemplo, que vas a construir una planta en México para fabricar equipos de aire acondicionado o autos o lo que sea que hagas, y que vas a venderlos cruzando lo que será una frontera muy, muy sólida (...) No va a pasar. Vas a pagar un impuesto fronterizo muy grande”, advirtió. Esas empresas “están libres como asesinos” (getting away with murder, en inglés). El objetivo es convertirse, como prometió, “en el creador de empleo que Dios jamás haya creado”. ¿No será too much?

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés