El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 6°C
Versión digital

jue 18 Ago

BUE 6°C

China reduciría el arancel para los autos

En una jornada atípica, Donald Trump se acercó a los chinos pero se aleja todavía más de los demócratas por el muro con México

12-12-2018
Compartir

La volatilidad volvió a caracterizar ayer a los mercados. El día empezó con mucho optimismo por los avances en las negociaciones entre Estados Unidos y China. Se informó que el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer mantuvieron una larga conversación telefónica con el vicepresidente de China, Liu He.

Allí acordaron una mayor compra de productos agrícolas estadounidenses y también habría habido un compromiso para moderar algunos aspectos del Made in China 2025 que es un plan que tiene como objetivo lograr el liderazgo en varios sectores clave de la economía y con tecnología de avanzada. Donald Trump afirmó que se estaban produciendo avances significativos en las conversaciones.

Además, China habría decidió reducir del 40% al 15% los aranceles para la importación de autos. Esta medida no sólo beneficiaría a las terminales estadounidenses sino también a las de otros países y por eso las acciones de Daimler AG y BMW registraron una suba significativa.

Si bien se trata de una etapa preliminar de las negociaciones, se anotaron algunos avances. Trump dio a entender recientemente que el plazo de noventa días para lograr un acuerdo podría extenderse. Y es probable que eso ocurra porque los temas en disputa son muchos y vienen desde hace mucho tiempo por lo cual el lapso de noventa días acordado en Buenos Aires parece exiguo.

Pero el clima positivo que había en los mercados mutó a partir del duro encuentro sobre el financiamiento del muro en la frontera con México que tuvo Trump con los legisladores demócratas Nancy Pelosi, que a partir de enero volverá presidir la Cámara de Representantes y el senador Chuck Schumer. El presidente sostuvo que si en el aumento de gastos que debe aprobar el Congreso no se incluían los recursos para esa obra, no tendría inconveniente en cerra

Sorprendió que la discusión entre los cuatro se hiciera abiertamente enfrente de los periodistas y sus diferencias quedaron claramente expuestas.

El Presidente sostuvo, que si en la autorización para ampliar los gastos no se incluían los recursos necesarios para construir el muro, no tendría inconveniente en dejar que el gobierno cerrase algunas de sus oficinas y dejase de prestar algunos servicios.

Trmp afirmó que en ese caso acusaría a los demócratas de no querer defender las fronteras del país que a su juicio no puede lograrse sin un muro. La respuesta de los legisladores fue que tenían otra propuesta mejor y no querían que se cerrase parte del gobierno.

De todas maneras, se abre una etapa de negociaciones duras e intercambios de acusaciones que preocuparán a los inversores y pueden afectar el valor de los activos.

Pero lo más curioso del día fue que la discusión se haya frente a los medios, un terreno en el cual Trump pudo desarrollar todo su histrionismo, a Pelosi y Schumer se los vio incómodos pero firmes y al vicepresidente Pence inmóvil.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés