El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 11°C
Tensión

China prohíbe los mariscos japoneses mientras Fukushima libera un millón de toneladas de agua radiactiva al Océano Pacífico

El operador de la planta nuclear japonesa de Fukushima anunció el jueves que había comenzado a liberar el primer lote de agua radiactiva tratada en el Océano Pacífico

Los manifestantes sostienen carteles que dicen "¡No arrojen agua contaminada radiactiva al mar!"
Los manifestantes sostienen carteles que dicen "¡No arrojen agua contaminada radiactiva al mar!"
24 agosto de 2023

El operador de la planta nuclear japonesa de Fukushima anunció el jueves que había comenzado a liberar el primer lote de agua radiactiva tratada en el Océano Pacífico, 12 años después de que un tsunami provocado por un terremoto provocara su contaminación.

La decisión de liberar más de un millón de toneladas métricas de agua radiactiva tratada que la Agencia Internacional de Energía Atómica consideró segura generó la oposición de grupos pesqueros japoneses y provocó protestas en Corea del Sur y China. 

Beijing prohibió todos los productos de mar japoneses en respuesta a la acción del jueves.

Un equipo de la OIEA de la ONU estaba en el sitio en Ōkuma, Fukushima, Japón, cuando la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (TEPCO) comenzó la liberación, según un comunicado de la OIEA.

  • El director general de la OIEA, Rafael Grossi, dijo en un comunicado que el equipo "servirá como los ojos de la comunidad internacional y garantizará que la descarga se lleve a cabo según lo planeado y de acuerdo con los estándares de seguridad de la OIEA".

Un funcionario de aduanas chino dijo en un comunicado anunciando la prohibición que entró en vigor de inmediato que Beijing estaba "muy preocupado por el riesgo de contaminación radiactiva" de las exportaciones de alimentos japoneses.

  • El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijo en un comunicado que el gobernante Partido Comunista de China "se opone firmemente y condena enérgicamente" la liberación y que los funcionarios habían "realizado gestiones serias ante Japón y le habían pedido que pusiera fin a esta mala conducta".
  • El portavoz añadió que al "verter agua radiactiva al océano, Japón está extendiendo los riesgos al resto del mundo y dejando una herida abierta a las generaciones futuras de la humanidad".

Los funcionarios de Tokio acusaron a sus homólogos de Beijing de difundir "afirmaciones científicamente infundadas".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés