El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 12°C
Finanzas

Mercado con cierre turbio antes de una batalla decisiva

Todo está concentrado en lo que pasará con la ley Bases y demás reformas en el Senado. Los gremios siguen con paros y movilizaciones. La presión cambiaria siguió y obligó al BCRA a vender reservas para que los dólares libres no suban más.

Acciones y bonos tuvieron un día más tranquilo, en medio de un mercado global con dólar mundial alto y materias primas en baja
Acciones y bonos tuvieron un día más tranquilo, en medio de un mercado global con dólar mundial alto y materias primas en baja
Luis Varela 07 junio de 2024

Después de varias ruedas durísimas, el último día de la semana siguió con presión en el mercado financiero, al punto de obligar al BCRA a vender reservas para que los dólares libres no subieran más, al tiempo que los bonos y las acciones amortiguaron su caída, velando armas para la que puede ser la próxima semana otra batalla crucial para la historia argentina.

Pero más allá de la pelea irresponsable que está llevando la política para recuperar el poder sea como sea, estrellando al Titanic contra el iceberg si es necesario, lo que verdaderamente comandó los negocios del día a nivel global fue otra movida positiva para el empleo de EE.UU. (donde se crearon 272.000 puestos en mayo, una cifra superior a la estimada) y eso recalculó todos los precios, ya que puede llegar a retrasar la suba de la tasa base de la Fed.

Y el dato tiene gran importancia porque generó un inmediato rebote en las tasas largas de EE.UU., que volvieron a subir, ya que se pagó 5,2% anual a 1 año de plazo, 4,5% anual a 5 años, 4,4% anual a 10 años y 4,6% anual a 30 años, y eso movió todo el tablero internacional, elevando el valor del súper dólar global y pinchando por completo el valor de los commodities, algo absolutamente destructivo para todos los mercados emergentes.

Partiendo de mayor a menor, el mercado cambiario mundial mostró que en el exterior el dólar subió contra todo: saltó nada menos que 2% en México, 1,4% en Brasil, 1,3% en Chile, 0,9% contra el euro, 0,7% en Japón, 0,6% contra la libra y 0,1% en China.

Y en el mercado cambiario local, que necesita con urgencia viento a favor internacional, y no viento en contra como se está dando en este momento, con un dólar exportador de $1014,10, el BCRA tuvo que vender US$ 27 millones en el mercado, por lo que al final del día, para que los dólares no suban más y esto se pueda transformar en corrida, el BCRA tuvo que perder US$ 119 millones en las reservas, nada menos que en momento principal de cobro de cosecha gruesa, donde deberían estar ingresando unos US$ 200 millones por día. 

Con total renuencia de los productores a liquidar granos con el valor atrasado del dólar oficial, el dólar blue subió $15 hasta $1.265, el Senebi subió $11,39 hasta $1.317,65, el MEP subió $7,37 hasta $1.282,33 y el contado con liquidación subió $14,03 hasta $1.314,23. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 35% y la del CCL con el mayorista fue del 46%.

Y esa presión se dio a pesar de que el centro de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires informó que la inflación de mayo fue de apenas 4,4% mensual, 280,9% en los últimos doce meses, algo que los consumidores no creen demasiado ya que la canasta básica de un jubilado ya se acerca a los $800.000.

La preocupación es superlativa. Hay vencimientos de deuda por US$ 17.500 millones en los próximos 18 meses. La política y los gremios se preparan para levantar un muro y evitar que el miércoles próximo se voten la ley Bases y las reformas fiscal y laboral. Uno a uno desde el kirchnerismo se va presionando a cuando legislador encuentran para que se opongan. Y en una guerra gremial escalonada, sin cuartel, la CGT irá al Congreso los miércoles y jueves a las puertas del Senado para que la reforma no salga. Y, en paralelo, docentes y no docentes universitarios pararan el martes y el miércoles por reclamos salariales.

Con todos los desafíos por delante, mientras el oficialismo hace el poroteo y cuenta los votos banca por banca, hay dudas de que la reforma sea aprobada y vuelva a Diputados para tener la aprobación definitiva. Y, a pesar de tener ese marco, con volumen récord, los bonos argentinos recuperaron 0,2% y el riesgo país bajó 14 unidades hasta 1.582 puntos básicos, por lo que sigue en las alturas, con el país absolutamente afuera del crédito voluntario internacional.

En cuanto al valor de los papeles privados, mientras los inversores se preguntan si hay chance de que se retrase nuevamente la movida de la Fed con su tasa de interés, hubo una nueva baja en la Bolsa de Nueva York, con descenso del 0,2% para el Dow y el Nasdaq y merma del 0,1% para el S&P. En tanto que, mientras el dólar voló en casi toda América Latina, la Bolsa de San Pablo bajó 1,7% y la de México cayó 2,7%, con ese país convulsionado con la reforma que quiere realizar AMLO antes de dejar el poder (una gigantesca reforma judicial para ser intocable una vez que pase al llano, y deje a su delfín Claudia Sheinbaum Pardo en el poder).

Debajo de todas esas modificaciones, la supervivencia del súper dólar y de tasas de interés de EE.UU. que se sostienen hicieron que las commodities se rompieran en pedacitos. El petróleo bajó 0,5%. Los metales preciosos se desplomaron, con la onza de plata hundiéndose casi 7%. Los metales básicos cayeron hasta casi 4%. Tanto en Chicago como en Rosario los precios de los granos fueron a la baja, con descensos de hasta casi 2%. Y hasta el mundo cripto sufrió: el Bitcoin bajó 2%, con caídas de hasta el 6,5% para el resto de los valores de ese panel.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés