El Economista - 70 años
Versión digital

sab 22 Jun

BUE 17°C
Panorama

La peor semana financiera y el temor a que el círculo vicioso arrastre al Gobierno

Las fotos con los popes de Silicon Valley, la recomendación de Musk y el compromiso fiscal no alcanzan para extender la luna de miel del mercado con Milei.

Javier Milei recibió un sacudón financiero importante esta semana.
Javier Milei recibió un sacudón financiero importante esta semana. EE
Leandro Gabin 06 junio de 2024

"Con los Gobiernos pro mercado es muy importante que los activos financieros acompañen, porque de lo contrario arranca un círculo vicioso como sufrió (Mauricio) Macri donde el peso y los bonos por alguna razón empiezan a andar mal, y eso dificulta que baje la inflación y recupere la actividad, y eso genera que el mercado dude sobre la situación política, le pega a los activos y volvemos a empezar". 

El comentario corrió por cuenta de la consultora 1816, una de las predilectas de los banqueros, sobre la situación actual del Gobierno. 

Las fotos con los popes de Silicon Valley, la recomendación (de la boca para afuera) de Elon Musk sobre invertir en Argentina, y ejemplos similares, no alcanzan para extender la luna de miel del mercado con la gestión de Javier Milei. 

Macri, desaparecido por estas horas y enfrascado en echar a Patricia Bullrich del PRO, lo repitió hace 2 meses durante una charla en Punta del Este: "Nunca hay que confiarse del mercado". 

Lo dijo al pasar cuando hablaba de los triunfos comunicacionales de Milei y sus logros de gestión, recordando lo que le pasó a él y la advertencia que le hizo al "Messi de las finanzas" de Cambiemos ahora devenido en ministro de Economía del libertario. 

Milei asumió con un riesgo país de 2.400 puntos básicos que logró bajar vía el brutal ajuste fiscal hasta los 1.200. El problema es que ahora volvió a 1.600 y en el equipo económico que lidera Luis Caputo necesitan imperiosamente que el riesgo país vaya a terreno de 800 puntos para poder hacer un roll-over de los vencimientos de la deuda en dólares del año que viene. 

milei time
 

Se cree que lo que habría que refinanciar orilla los US$ 8.000 millones sobre todo con los privados. Además están los Bopreales a los importadores. Según 1816, entre deuda soberana, provincial y Bopreales hay que pagar US$ 17.500 millones desde ahora y hasta finales del 2025. 

"Si el Gobierno no recupera el crédito externo en el próximo año y medio es difícil que pueda evitarse una reestructuración de la deuda por más que se mantenga el superávit fiscal", advierten.

La sensación es que el mercado financiero, por ahora y sin nuevo aviso, le soltó la mano al Gobierno. Esto no significa que pueda aparecer un catalizador nuevo que revierta la ansiedad de los inversores pero por ahora no hay nada que los convenza para seguir comprando bonos argentinos. 

Uno de los grandes bancos de Wall Street como Barclays Capital le dijo a sus clientes, que son básicamente los principales fondos de inversión del mundo, que no hay un catalizador para impulsar los precios de los activos y que Argentina es un país con "serios problemas de solvencia". 

Piensan (y aconsejan) correrse de la deuda argentina hasta que baje a precios mucho más tentadores. Los bonos pierden -hasta el jueves- cinco ruedas consecutivas. Y las Lecaps, el bono en pesos que emite el secretario de Finanzas, Pablo Quirno, para chupar los pesos a los bancos en lugar de que vayan a pedirle tasa al BCRA, también cae. En definitiva, todo cae.

El ruido político también tiene su rol y eso potencia que los fondos de inversión estén cerrando el 'trade Milei'. El mecanismo de ajuste jubilatorio que enervó a Milei contra los diputados, golpeando al superávit de Caputo logrado por una licuación inédita de las pensiones, muestra que la clave del éxito del Gobierno está atada con alambre. 

"El sentimiento de mercado continúa siendo negativo. El compromiso fiscal del Gobierno luce como condición necesaria pero no suficiente para tranquilizar al mercado; la debilidad política es palpable y los inversores esperan señales de mayor fortaleza en este aspecto para aumentar sus posiciones", deslizó el banco CMF, propiedad del mentor de Milei, Alberto Benegas Lynch (h)

El mismo Fondo Monetario Internacional está viendo las debilidades del plan económico y curiosamente salió a "bancar" (sin decirlo) el alivio para los jubilados. Los que saben leer entrelíneas destacan lo que dijo Julie Kozack, vocera del Fondo

Julie Kozack, vocera del FMI
Julie Kozack, vocera del FMI

En las clásicas conferencias de los jueves, Kozack volvió a enfatizar que el Gobierno tiene que tener políticas económicas que protejan "a los más vulnerables". 

"Hemos estado enfatizando la necesidad de aumentar la asistencia social para apoyar a los pobres, asegurando que la carga del ajuste no caiga desproporcionadamente sobre las familias trabajadoras y recomendando a las autoridades que hagan esfuerzos para aumentar la asistencia", advirtió. 

Fuentes en Washington que conocen la interna en el Fondo dicen que no es casual que al día siguiente a que Milei calificó de "degenerados fiscales" salieran a hablar de proteger a los que menos tienen. "Al Fondo le gusta el resultado fiscal que logró Milei pero pide que se cambie la forma en la cual llegas a ese superávit. Esa fue siempre una advertencia. En un nuevo programa debería estar más explícito", explicó un ex funcionario.

La sensación es que el plan económico sufrió su primer gran golpe y empieza a quedar huérfano de uno de sus dos pilares: el mercado y la tolerancia de la sociedad. En el medio, un Presidente que no entiende política, como dijo su propio Jefe de Gabinete, teme que la "casta" le toque la caja y acelere un escenario sin vuelta atrás. 

Lo dijo el mismo Juan Carlos de Pablo, uno de los economistas más escuchados por Milei: "Si abandona el equilibrio fiscal vuelan por el aire". 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés