El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 20°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 20°C
Tras dato de inflación

Fuerte suba de tasas del BCRA: la Leliq pasa de 69,5% a 75%

Además, elevó los límites mínimos de tasa para plazos fijos de personas humanas: 75% anual para las imposiciones a 30 días de hasta $10 millones

"El BCRA considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria", dijeron desde la entidad
"El BCRA considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria", dijeron desde la entidad -
15-09-2022
Compartir

Tal como se esperaba, el BCRA subió sus tasas de interés. Fue una suba contundente que responde, por un lado, a los acordado con el FMI (las famosas “tasas reales positivas”) y, por el otro, la suba de la inflación: ayer, el Indec anunció un IPC de 7% para agosto, con una inflación interanual de 78,5%. Hacia adelante, las perspectivas son malas. 

Por todo eso, era esperable una respuesta monetaria contundente del BCRA.

El Directorio del BCRA dispuso hoy elevar en 550 puntos básicos la tasa de política monetaria. Así, la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 69,5% a 75%. 

“Simultáneamente y en pos de aumentar el incentivo al ahorro en pesos, el BCRA elevó los límites mínimos de las tasas de interés sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 75% anual para las imposiciones a 30 días de hasta $10 millones. Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 66,5%”, detallaron hoy desde el BCRA. 

En agosto, explicaron, la tasa de inflación general y núcleo se redujeron respecto a julio, “aunque sostuvieron un nivel elevado respecto a los meses previos”. Debido a ello, “el BCRA considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y consolidar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para ubicarlas en un terreno positivo en términos reales”.

El BCRA busca un sendero de tasa de interés de política de manera para “propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria”. Al mismo tiempo, dijeron, “las nuevas tasas permitirán consolidar la estabilidad cambiaria y financiera y potenciar la acumulación de reservas”.

“La autoridad monetaria continuará calibrando la tasa de interés de política en el marco del proceso de normalización de la política monetaria en marcha, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios y a la dinámica del mercado de cambios. Teniendo en cuenta los senderos esperados para la base monetaria y el resto de los agregados monetarios, la política de tasas de interés que lleva adelante el BCRA resulta consistente con una reducción del stock de pasivos remunerados (Leliq, Notaliq y Pases) en términos del PIB durante 2023”, concluyeron.

 “El BCRA tiene 'secuestrada' más de una base monetaria” 

“Si bien la suba de tasa busca sostener la débil demanda monetaria, evitando un vuelco de plazos fijos hacia el dólar, hay que considerar que es un arma de doble filo. El stock de pasivos remunerados del Central ajustan por dicha tasa sus intereses, y superan los $7,5 billones”, dijeron desde Mecronomic.

“Es claro que el incremento de tasa impacta fuerte sobre el déficit cuasifiscal, generando una emisión endógena de pesos que el mercado no demanda. ¿Dónde va ese excedente de pesos? El Central los esteriliza, aumentando su stock de pasivos remunerados, en una dinámica peligrosa. En la práctica, el Central tiene 'secuestrada' más de una base monetaria que crece a medida que se sigue esterilizando pesos y pagando intereses crecientes sobre el stock. Es fácil de ver que esta dinámica es insostenible”, agregó. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés