El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 23°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 23°C

¿Cómo prestar y ganar dinero al mismo tiempo?

Gracias a los préstamos peer-to-peer.

13-07-2016
Compartir

En épocas en las que el mercado de capitales tiene un comportamiento altamente volátil y depende mucho de las acciones petroleras, es preciso encontrar otros instrumentos de inversión. Uno de estos pueden ser los préstamos entre personas, también conocidos como peer-to-peer, que funcionan a través de redes de financiamiento, y permiten al prestamista obtener un rendimiento de hasta el 45%.

¿Cómo funcionan? Oficialmente, la modalidad recibe el nombre de peer-to-peer lending, o préstamo de punto-a-punto porque conecta gente que busca financiamiento con gente que lo puede ofrecer. Unos piden, otros prestan.

En vista de que financiarse a través de bancos cada vez es más caro y buscar rendimientos en plazos fijos que superen la cifra inflacionaria parece una utopía cada vez más lejana, estos préstamos son una herramienta que no hay que ignorar.

La meta de este tipo de transacción financiera es posibilitar el acceso al crédito a personas o empresas que no poseen la posibilidad de acceder a un crédito bancario. En consecuencia, la tasa de interés generalmente es más alta, por el mayor riesgo que implica la transacción para el prestamista.

Supongamos que un prestamista quiere colocar $20.000 de deuda a una tasa de interés de, por ejemplo 30% anual; en ese caso, busca a una de estas empresas, sube su dinero a la red, un algoritmo identifica a un deudor dispuesto a pagar esa tasa, se efectúa una conexión y se transfiere el dinero.

Es decir, fuera de los esquemas tradicionales bancarios, estos créditos utilizan generalmente una plataforma on-line para conectar oferta y demanda y parecen ganar cada día mayor cantidad de adeptos.

En Argentina

Esto se evidencia en Argentina con uno de los mayores exponentes de la región: Afluenta. Esta compañía, que fue fundada por Alejandro Cosentino, ha conseguido vincular personas que solicitan créditos con otras personas con posibilidad de financiarlos.

El tipo de interés aplicado sobre los préstamos P2P depende, básicamente, de la calificación crediticia que asigna la plataforma de crowdlending a cada solicitud durante los análisis previos.

En general, se establecen varios niveles de riesgo, que comienzan desde el A (muy seguro) y van bajando (A, B, C) hasta llegar al nivel de mayor riesgo de impago. Cuanto peor sea la calificación crediticia de un proyecto de préstamo, mayor será el tipo de interés aplicado.

Esto se debe a que los inversores corren más riesgo al invertir en proyectos de nivel menor que el que corren al invertir en proyectos de nivel mayor, por lo que la rentabilidad debe ser acorde con el riesgo para que les compense la inversión: a más riesgo, más rentabilidad.

En Afluenta, por ejemplo, estos intereses pueden ir desde 36% hasta 56%, según el tipo de perfil de clientes y el plazo que se seleccione.

Una opción

Como cualquier otra inversión, apostar por estos créditos también tiene sus riesgos. De todas formas, hay que destacar que las plataformas que ofrecen estos préstamos son muy cuidadosas a la hora de analizar los proyectos presentados. Una forma de minimizar los riesgos es invirtiendo solamente en los préstamos más seguros.

En cualquier caso, si se decide invertir en créditos P2P, lo ideal sería que se diversifique la inversión en varios préstamos. Como estas plataformas permiten invertir en distintos proyectos desde $5.000 (en el caso de Afluenta), es posible diversificar mucho la inversión para minimizar los riesgos de perder el capital.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés