El Economista - 70 años
Versión digital

mie 21 Feb

BUE 26°C
Panorama

Acciones y bonos caen en todas partes, pero los argentinos más

Argentina no tuvo negocios, pero ADRs y bonos locales que se negocian en NY cayeron más.

Con tensión entre EE.UU. y Rusia, y con expectativa de que la Fed subirá más la tasa corta, se acentuó la suba de tasas largas.
Con tensión entre EE.UU. y Rusia, y con expectativa de que la Fed subirá más la tasa corta, se acentuó la suba de tasas largas.
Luis Varela 22 febrero de 2023

Con feriado total en Argentina por la celebración del Carnaval, otros mercados tuvieron actividades parciales, en general con bajos volúmenes de negocios, y mientras crece la tensión entre EE.UU. y Rusia, las bolsas mundiales cerraron en rojo casi masivo, con gran debilidad no solo en acciones sino también en bonos. Y dentro de ese cuadro, los papeles argentinos, tanto públicos como privados, sufrieron más que el resto.
A la generalizada expectativa de desaceleración económica e incluso recesión, que se espera en casi todos los bloques mundiales, ayer se incrementó un escalón en el enfrentamiento entre Joe Biden y Vladimir Putin, quien advirtió que abandonará el tratado de desarme nuclear, tras la sorpresiva visita del presidente de EE.UU. a Kiev, prometiéndole al líder ucraniano Volodimir Zelensky más financiamiento y armas.

Más subas de tasas

Detrás de esa escalada son cada vez más los analistas que están convencidos de que en marzo el titular de la Reserva Federal de EE.UU. subirá la tasa corta en otro 0,5%, hasta 5,25% anual, para buscar en los siguientes 100 días el pico de 6% anual, casi un punto por encima de lo que se esperaba hasta hace algunas semanas, y eso bastó para motivar un giro en "U" para muchos inversores mundiales.

La primera reacción concreta, que ya se vio ayer, fue otra suba de las tasas largas norteamericanas, ya que se pagó 5,1% anual a 1 año, 4,2% a 5 años, 4% a 10 años y 4% a 30 años, las rentas de cortísimo plazo más altas en muchos años, desde la crisis de 2008, cuando se derrumbó el banco de inversión Lehman Brothers, una entidad que tenía 158 años de vida. 

La inestabilidad actual hace que muchos inversores globales abandonen titulos estatales de países considerados hasta ahora con total posibilidad de pago: con la tasa de los bonos de EE.UU. a un año de plazo con una renta superior al 5% anual se anotó un sensible retroceso en bonos de países como bonos de México, Hong Kong, Canadá e Italia.

El premio que pagan los bonos muy cortos norteamericanos reavivó el interés de los inversores, sobre todo los más conservadores, para volver a tomar posiciones en dólares norteamericanos. En consecuencia, ayer en el exterior el dólar subió 1,9% en Chile, 0,6% en Japón, 0,5% en Brasil y en México, 0,4% contra el euro, 0,3% contra el franco suizo y 0,1% contra el yuan, pero bajó 0,5% contra la libra.

La región afectada

Como puede observarse, una de las regiones del mundo donde más subió ayer el dólar fue América Latina. Por lo que para hoy, luego del fin de semana largo, se espera otra rueda cambiaria tensa, con el Gobierno quemando completamente las naves para evitar que los dólares libres salten a $400. 

Desde el Gobierno, tal como vienen afirmando desde hace varias semanas, harán todo lo necesario para aplacar la corrida. El Tesoro venderá dólares contra los dólares financieros MEP y CCL. En tanto que el Banco Central seguirá emitiendo pesos doble turno, comprando bonos en pesos, para abastecer a los encepados en moneda local, y prepararlos para la licitación de deuda en pesos que debe realizarse el viernes.

Esta tarde el secretario de Finanzas Eduardo Setti deberá lanzar el menú de títulos para que los privados renueven sus posiciones en bonos en pesos. Se estima que hay bonos en pesos por unos $ 252.000 millones que ajustan por CER o por tipo de cambio, y que el equipo económico roleará sin problema, ya que utilizará por entero la emisión indirecta de pesos que hace el BCRA.

El gran tema es deducir qué harán los privados que reciban los pesos por no querer renovar sus posiciones, mientras se acercan las fechas para definir candidatos con vistas a las PASO de agosto. Con el dólar Qatar cotizando ya arriba de $401, muchos de estos inversores creen que la inflación puede pegar otro salto (por la emisión descontrolada de pesos) y antes de ir al dólar pueden formalizar demanda (e inflación) en determinados productos que pueden ser refugios con más potencial.

El cuadro de situación se presenta con una tensión interna que se propaga en el equipo económico, que obligó al viceministro Gabriel Rubinstein a viajar a Washington para convencer al FMI de que libere DEG por US$ 5.400 millones, ya que la exportación de granos es mínima, tras la sequía hubo heladas, ahora la expectativa de cosechas de maíz y soja es aún más baja y la incógnita cambiaria se ensombrece aún más.

Las bolsas para abajo

Toda esta situación provocó un día con fuertes tensiones en los activos de riesgo internacionales, y entre ellos los papeles argentinos se destacaron entre los que más sufrieron. Hubo un derrumbe en la bolsa de Nueva York, con caída del 2% para el S&P, derrape del 2,1% para el Dow y desplome del 2,5% para el Nasdaq. Al tiempo que se anotó una caída del 1,4% en la Bolsa de México y un descenso del 0,7% en la de San Pablo.

Sin actividad en la Bolsa de Buenos Aires por el feriado de carnaval, los bonos argentinos tuvieron derrapes de más del 3%, lo cual supone que el riesgo país se está acercando cada vez más a los 2.200 puntos (veremos cuál es el número concreto de hoy con el mercado ya funcionando normalmente). Pero ayer en operaciones concretas los ADR argentinos que se negocian en Nueva York mostraron una caída en bloque del 1% al 7% para Edenor, Telecom, TGS, IRSA, Central Puerto, Pampa E, Galicia y Cresud.

Toda esta situación, con China declarando que tiene una relación "sólida como una roca" con la Rusia de Putin, los commodities no mostraron precios que muestre a operadores muy convencidos de que la situación pasará a mayores. El petróleo bajó 1,3%, los metales preciosos y básicos estuvieron mixtos. En Chicago la soja y el maíz subieron pero el trigo cayó (Rosario no operó). Y el sector que volvió a sentir un escozor fue el mundo cripto: el Bitcoin perdió otro 0,8%, con bajas de hasta el 2% en el resto de los valores del panel.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés