Las energías renovables crecieron 9% en el mundo

De todos modos, su avance no es suficiente para alcanzar las metas del Acuerdo de París, según un informe de REN21

09-06-2017
Compartir

La generación global de energía renovable creció casi 9% a nivel global durante el año pasado con respecto a 2015, al alcanzar los 2.017 Gw de potencia y un nuevo récord en la capacidad instalada de 161 gigavatios (GW), según el reporte anual de REN21 sobre la “Situación mundial de las energías renovables” (GSR por sus siglas en inglés), que recoge el panorama anual con respecto a la situación de este tipo de energías sustentables. Además, el informe destacó que la inversión demandada para esos niveles de generación fueron menores, dada la baja de costos.

De acuerdo a los datos recabados por REN21, la energía solar fotovoltaica representa casi 47% de la capacidad añadida, seguida por la energía eólica con 34% y de la energía hidráulica con 15,5%.   “Las energías renovables se están convirtiendo en la opción menos costosa. Contratos recientes en Dinamarca, Egipto, la India, México, Perú y los Emiratos Arabes Unidos fijaron el precio de electricidad renovable en US$ 0,05 por kilovatio/hora o menos”, resaltó el trabajo, según el cual ese precio se encuentra muy por debajo de los costos equivalentes de combustibles fósiles y de la generación nuclear en cada uno de estos países y confirmaron la tendencia de que las renovables pueden ser la opción más económica. Así, la inversión fue 23% menor a nivel interanual en todo el mundo, como resultado de la baja de costos de la industria, y las emisiones mundiales de CO2 provenientes de combustibles fósiles y de la industria se mantuvieron estables por tercer año consecutivo, a pesar del crecimiento del 3% de la economía global y del aumento de la demanda energética.

Matices

De todos modos, el reporte advirtió sobre la velocidad con que el cambio se está produciendo es menor a la necesaria. “La transición energética no está sucediendo lo suficientemente rápida como para alcanzar las metas del acuerdo en París”, sostuvo y aseveró que “los subsidios a los combustibles fósiles y a la energía nuclear en todo el mundo siguen superando de manera dramática a aquellos otorgados a las tecnologías renovables”.

“Hacia finales de 2016, más de 50 países se habían comprometido a eliminar gradualmente los subsidios a los combustibles fósiles y, aunque es verdad que se hicieron algunas reformas, no fue suficiente”, planteó el informe.

En diálogo con este medio, la especialista Mariana Conte Grande advertía en esa línea que la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París pondrá más presión sobre las posibilidades de que se cumplan las metas. “Las consecuencias van a ser bastante importantes, porque ya hay cuentas que dicen que el Acuerdo de París, con los compromisos que presentaron los países, no llega al objetivo. Y al irse Estados Unidos, menos se va a llegar todavía”, planteaba. El objetivo consensuado en París, era que la temperatura promedio del mundo no creciera desde ahora hasta el 2100 en más de dos grados con respecto a previo a la Revolución Industrial. Según Conte Grande, con los compromisos actuales ?incluyendo el de Estados Unidos?, la temperatura ya aumentaría entre 2,7 y 3,7 grados.

“El cambio puede darse rápidamente cuando los gobiernos deciden actuar y establecer políticas a largo plazo, así como señales e incentivos financieros”, concluyó en el mismo plano, Christine Lins, secretaria ejecutiva de REN21. “El mundo está en una carrera contra el tiempo. Lo único y lo más importante que se puede hacer para reducir las emisiones de CO2 rápidamente y del modo más rentable posible es retirar gradualmente el uso de carbón y acelerar las inversiones en eficiencia energética y energía renovable”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés