Menos subsidios, pero el camino aún es largo

El peso de los subsidios sobre el PIB podría caer hasta 2,9% en 2017, según F. Capital

20-06-2017
Compartir

Si Nicolás Dujovne quiere poner en caja el desequilibrio fiscal deberá hacer algo con los subsidios, que explican casi 15% del gasto primario y son una de las pocas partidas que no son inflexibles a la baja, como los salarios y la AUH o la obra pública, un ítem que el Gobierno quiere fortalecer. Y hay avances en ese sentido, dicen desde la Fundación Capital, aunque el camino es muy largo.

“Los subsidios económicos tienen hoy una importancia fundamental en la estrategia fiscal de las autoridades. En efecto, fueron el ancla del gasto público en los primeros cuatro meses de 2017 (7,2% interanual), mientras el resto de las partidas presentó un importante dinamismo”, dice el informe de la consultora que lidera Martín Redrado. En 2016, gradualismo y fallo de la Corte mediante, no hubo mejoras: los subsidios terminaron el año pasado en 4,2% del PIB, una cifra “casi idéntica” a la de 2015.

Pero en 2017 la situación podría ser distinta, y podría ver “una reducción relevante en los montos destinados a subsidios económicos en términos del PIB”. Aun con una dinámica positiva, dice la Fundación Capital, los subsidios económicos podrían terminar representado el 2,9% del PIB a fin de 2017. “Es decir, una reducción de 1,3% del PIB respecto a los niveles de 2016”, agregan. Ese escenario supone que la reducción se concentra mayormente en las partidas destinadas a energía, y principalmente los fondos destinados a CAMMESA.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés