El Economista - 70 años
Versión digital

sab 22 Jun

BUE 15°C
Inflación de febrero: por la tracción de la carne (se disparó 25%), la inflación de alimentos y bebidas superó 10%
Informe

Inflación de febrero: por la tracción de la carne (se disparó 25%), la inflación de alimentos y bebidas superó 10%

Según Ecolatina, la suba de la inflación de febrero (+6,6%) estuvo impulsada por el fuerte aumento en el capítulo de alimentos y bebidas (+10,6%), que explicó 57% del nivel general

02 marzo de 2023

Las estimaciones de inflación de las consultoras muestran varias coincidencias para febrero.

  • El registro mensual fue de 6% (como en enero) o más.
  • A nivel interanual, se superó el techo psicológico de 100%.
  • El rubro que más pegó en la inflación de enero fue el de alimentos y bebidas, con la carne vacuna traccionando con subas de 20% o más.

El IPC Ecolatina para el Gran Buenos Aires trepó 6,6% mensual en febrero (+105,5%), consolidando el rebote registrado en enero y acumulando en el año un alza del 13,4%. 

La categoría que más creció fue el IPC Núcleo (7,5%), acelerándose 2,3 puntos respecto a enero. "Al proveer una aproximación del comportamiento tendencial del nivel general de precio -excluyendo precios regulados, estacionales o con un alto componente regulado -, el indicador da cuenta de la persistencia de una elevada inercia del proceso inflacionario", dijeron desde Ecolatina.

La aceleración de esta categoría ejercería presión sobre el BCRA en su próxima decisión sobre la tasa de política monetaria (TPM) si busca un colchón de tasa real positiva más robusto (hoy rinde 6,3% de TEM mensual). Cabe recordar que el mes pasado el argumento central de la autoridad monetaria para mantener inalterada la TPM fue que la inflación núcleo se había ubicado en un nivel similar al de diciembre (5,4%, o +0,1 p.p.).

La suba estuvo impulsada principalmente por el fuerte aumento en el capítulo de alimentos y bebidas (+10,6%), que explicó 57% del nivel general, exhibiendo la mayor incidencia desde septiembre de 2016. 

Su importancia fue tal que, de excluir este rubro, el IPC habría trepado 4,4%. 

La suba estuvo impulsada principalmente por el fuerte aumento en el capítulo de alimentos y bebidas (+10,6%), que explicó 57% del nivel general, exhibiendo la mayor incidencia desde septiembre de 2016
La suba estuvo impulsada principalmente por el fuerte aumento en el capítulo de alimentos y bebidas (+10,6%), que explicó 57% del nivel general, exhibiendo la mayor incidencia desde septiembre de 2016

"Como esperábamos, el aumento fue traccionado principalmente por el salto en los precios de la carne vacuna (+25,8% mensual), que respondieron al incremento en el precio de la hacienda en pie más asociada al consumo interno, que fue del 50% desde la segunda quincena de enero. De esta forma, la carne vacuna explicó 1,3 p.p. del incremento del nivel general. También se destacaron los aumentos en frutas (+17,9%) y verduras (+10,4%), que se mantienen en niveles elevados producto de una menor oferta por la sequía", dijeron desde la consultora.

El IPC Consumo Masivo, que contiene precios empaquetados y está atravesado por el programa "Precios Justos", se mantuvo relativamente más contenido (registró 4,1% por tercer mes consecutivo, 2.1 p.p. por debajo del promedio del trimestre septiembre-noviembre, que fue previo al acuerdo).

En cuando al resto de las categorías, estacionales anotó 7,1%, explicado por los ya mencionados aumentos en frutas y verduras, pero moderado por la caída de indumentaria exterior (-0,2%) y un menor crecimiento de los servicios asociados al turismo (+3,1%). Por su parte, regulados creció "sólo" 3,4% (+109,3% interanual), registrándose en el mes subas en combustibles, telefonía e Internet y prepagas, entre otros.

Ecolatina: ¿qué espera para los próximos meses?

Históricamente, marzo tiende a ser un mes con una inflación mensual superior al promedio del resto del año, producto de la incidencia de incrementos estacionales en indumentaria (cambio de estación) y educación (inicio de clases). 

En ese sentido se entiende la decisión del Gobierno de incluir a estos sectores bajo el paraguas del programa "Precios Justos": una mayor aceleración de precios en marzo le imprimiría mayor tensión al esquema económico del Gobierno.

  • En marzo impactarán puntualmente los aumentos en las tarifas de agua y gas, trenes y colectivos (+6%), colegios privados (+16,4%), combustibles (+3,8%), prepagas (7,7% para quienes perciban ingresos netos iguales o superiores a $392.562 y 5% para quienes tengan salarios inferiores a ese monto) y servicio doméstico (+4%).

"Hacia adelante, distintos factores seguirán presionando sobre una inercia inflacionaria difícil de desarmar en el corto plazo. Entre ellos, el impacto de la sequía sobre el precio de algunos alimentos frescos; margen para un mayor traslado al consumidor del ajuste en los precios de la hacienda vacuna; la dinámica de los ajustes salariales en un año de elecciones; los incrementos pendientes en las tarifas de servicios públicos; un deslizamiento cambiario más alineado con la inflación; las restricciones sobre las importaciones y tensiones sobre la brecha y las expectativas de devaluación en medio de la transición electoral", considera Ecolatina.

Si bien Precios Justos puede contribuir a moderar los aumentos en algunos sectores, contribuyendo en el margen a moderar la inercia, presenta tres principales debilidades que le restan eficacia. 

  1. Rige mayormente en super e hipermercados, pero no en pequeños autoservicios o comercios de cercanía, donde consumen en mayor medida los hogares de deciles de ingresos más bajos. 
  2. Está compuesto principalmente por productos empaquetados, y la posibilidad de concretar un acuerdo amplio y robusto para los alimentos frescos (frutas, verduras, carne vacuna) radica en la gran atomización de productores distribuidos a lo largo y ancho del país, el elevado índice de informalidad presente en algunos eslabones y el impacto sobre los precios de factores asociados a la estacionalidad, los ciclos biológicos y/o las inclemencias climáticas.
  3. La escasez de divisas dificultará el cumplimiento de la parte que le toca al Gobierno en Precios Justos: garantizar un mayor acceso al MULC, por lo cual los riesgos de que algunos acuerdos se resquebrajen no son menores.

En este contexto, la meta del Gobierno de una inflación alrededor del 60% para diciembre luce, dice Ecolatina, "cada vez más inasequible". A modo ilustrativo, si la inflación de febrero fuera del 6%, entre marzo y diciembre la variación mensual del IPC debería ser, en promedio, de 3,6%. Sin embargo, "creemos que la tentativa oficial ordenar la nominalidad al 60%, en un contexto de ajuste fiscal y una política monetaria contractiva, resulta mejor que intentar meramente que la inflación no se acelere", interpretan en Ecolatina. 

alimentos
 

"Es valorable la coordinación desde comienzos de año, ya que de cualquier otro modo la inflación iba a superar cómodamente los tres dígitos este año", concluyeron y explicitaron que esperan que "la nominalidad se mantenga elevada los próximos meses, con un 2023 mostrando una inflación en la zona del 100%".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés