El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 May

BUE 14°C
Situación económica

Entre el "Plan Llegar" del oficialismo y "shock o gradualismo" de la oposición

Gabriel Rubinstein, en un acto de "sincericidio", dijo que el "plan" Massa sólo busca evitar una catástrofe económica, pero no mucho más.

El secretario de Política Económica, muy conocido en el mercado y de claro perfil ortodoxo, sorprendió por la crudeza de su diagnóstico. 
El secretario de Política Económica, muy conocido en el mercado y de claro perfil ortodoxo, sorprendió por la crudeza de su diagnóstico. 
Leandro Gabin 04 noviembre de 2022

El brazo técnico del equipo económico de Sergio Massa defendió el Presupuesto 2023 y dejó definiciones tajantes acerca de la economía y los límites del "Plan Llegar" al cual él mismo se sumó.

Gabriel Rubinstein, en un acto de "sincericidio", dijo que el "plan" Massa sólo busca evitar una catástrofe económica, pero no mucho más. El secretario de Política Económica, muy conocido en el mercado y de claro perfil ortodoxo, sorprendió por la crudeza de su diagnóstico. 

"Un plan de estabilización mucho más duro en términos de bajar la inflación requeriría políticas fiscales más fuertes en términos de eliminar el déficit fiscal o bajarlo mucho más de lo que lo estamos bajando ahora, o distintas políticas cambiarias, monetarias o mismo de ingresos para ese resultado. No es esto lo que está en este momento en juego", avisó Rubinstein quien defendió que se puede bajar del 100% al 60% la inflación para el año próximo. 

"Toda vez que hablemos de inflaciones anuales del 60%, 70%, 80% estamos coqueteando con la hiperinflación, no es que estemos eliminando completamente el riesgo de hiperinflación, pero por lo menos lo hemos reducido en forma significativa a través distintas acciones", apuntó el funcionario para dejar en claro que no hay magia y que evidentemente la situación sigue siendo muy frágil. 

Los dichos de Rubinstein confirman, de alguna manera, las críticas que existen en los bancos internacionales y en la City en el sentido de lo poco ambicioso del "plan" económico de Massa.

Tampoco había margen político para mucho más. Y el año electoral y el posterior, o sea el 2024, es un enigma.

La llegada de Massa como ministro busca estabilizar pero es obvio que la herencia que recibirá el próximo gobierno será fenomenalmente difícil. En el mercado se habla del pos-diciembre de 2023, báscamente con qué debería trabajar quien gane las elecciones.

Las discusiones en el mundo de los economistas profesionales siguen siendo, a veces, las mismas. ¿Shock o gradualismo? Daniel Artana, durante la Conferencia de FIEL, planteó precisamente eso. Advirtió de los límites del gradualismo: necesita acceso al crédito para ser exitoso. "Hay altos vencimientos de deuda de corto plazo si el Gobierno actual logra hacer el rollover de los vencimientos del año 2023. Además, el 50% de los activos del sistema financiero son encajes, Leliqs, pases netos y títulos públicos", apuntó.

El economista jefe de FIEL advirtió que "si uno no está dispuesto a ir con una política de shock, la inflación va a bajar lentamente" y que "no existe la magia de decir que vamos a bajar rápidamente la inflación si no tenemos acceso al crédito o si no estamos dispuestos a hacer una política de shock en materia fiscal".   

En la misma conferencia, Eduardo Levy Yeyati, quien trabaja con equipos técnicos del Pro, sostuvo que para el 2024 el nuevo Gobierno tendrá que tener un plan detallado para lograr la estabilización de la economía. "No es cuestión de shock o gradualismo, sino el perímetro posible de las acciones", apuntó.

"Hay que ajustar precios relativos, como las tarifas y el dólar" y tener previsibilidad fiscal, dijo. Habló de un programa monetario "mínimamente ortodoxo" con tasas de interés positivas y financiamiento cero para el Tesoro, pero admitió que podría haber acuerdo de precios y salarios en un inicio. 

"En el año 2024 vamos a tener que hacer gestión de pasivos domésticos, un nuevo programa con el FMI y gestión de pasivos externos, sin caer en el default", advirtió Levy Yeyati, quien indicó que "no va a ser posible tener estabilidad macroeconómica sin volver a los mercados".

Pensando en el plan para el próximo gobierno, Levy Yeyati habló de reformas previsionales, tributarias, y una fiscal que elimine impuestos (no que baje la carga global de tributos). 

El economista aseguró que la ventana que tendría ese programa sería de entre 6 y 12 meses. No mucho más. Y advirtió que Argentina tiene escaso margen social para llevar a cabo algunas reformas. "Hay límites que no deberíamos testear", recordó. "Eso de que lo hacemos poniendo huevos puede servir para el fútbol pero no para la política y la economía", remarcó poniendo como ejemplo lo sucedido con Liz Truss en Reino Unido o incluso en Colombia con el plan para subir impuestos. 

¿Se puede generar el consenso social para las reformas? Alejandro Werner, que también estuvo en la conferencia de FIEL, habló con FM Milenium y dejó definiciones picantes y más bien pesimistas con respecto de que haya probabilidad de éxito. "Es difícil encontrar elementos para volverse optimistas con respecto a que haya un consenso en la sociedad argentina para aplicar un paquete de políticas relativamente agresivo que estabilice y transforme el país", sentenció el ex Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI)

Y aseguró que tanto el kirchnerismo como el presidente Alberto Fernández "no entienden nada''. "Es un Gobierno en el que no ha habido plan económico. Se llegó a un acuerdo con el FMI nada más para lograr el refinanciamiento", recordó. 

Pero el ex FMI dejó cierto optimismo con el futuro electoral. "Hay ciertos elementos que pintan que pueda haber un cambio importante, una discusión más honesta sobre lo que Argentina necesita: un arranque del próximo Gobierno con un planteamiento fiscal mucho más agresivo. Hay políticos argentinos que hablan de que la Argentina tiene que moverse a privatizar activos públicos, reducir el tamaño del Estado" porque "el tamaño del Estado debe ser proporcional a la capacidad que tiene la economía para sostenerlo". 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés