El Economista - 70 años
Versión digital

jue 29 Feb

BUE 25°C
Escenario

Definiciones que no llegan, dólares que no aparecen y el temor empresario a un shock social

El esquema inicial de Milei, en lo económico, podría demorarse si Caputo no consigue financiamiento. El otrora "Messi de Cambiemos" propuso desactivar la bomba de Leliqs mediante financiamiento. Por ahora ni desde Wall Street ni el Fondo están dispuestos a financiar eso.

Fuentes de Nueva York dicen que es completamente inviable que el mercado le preste plata antes de comenzar a demostrar.
Fuentes de Nueva York dicen que es completamente inviable que el mercado le preste plata antes de comenzar a demostrar.
Leandro Gabin 01 diciembre de 2023

La falta de definiciones, a pocos días de la asunción de Javier Milei, genera dudas. Si bien es cierto que el enunciado es claro, algo que repite el propio presidente electo y su equipo, lo cierto es que faltan los detalles.

"Se sabrá todo a partir del 10. Esto será por etapas", decía un referente de LLA. Por ahora, los primeros pasos del team oficial por el exterior dejaron más dudas que certezas. Principalmente en lo que concierne con la tarea del ahora confirmado ministro de Economía Luis "Toto" Caputo.

Fuentes de Nueva York dicen que es completamente inviable que el mercado le preste plata antes de comenzar a demostrar. "No es por ellos, que pueden tener las mejores intenciones. Es que el mercado está muy dolido con la Argentina, se perdió mucha plata con (Mauricio) Macri y creer va a llevar tiempo. De hecho creo que este viaje fue apresurado. Tienen que venir cuando hayan mostrado cómo piensan hacer lo que dicen y que sea sostenible", decía un portfolio manager argentino, de los históricos, radicado en Manhattan hace décadas. Lo mismo pasa con el FMI. No habrá dólares "upfront" sin antes haberse asegurado que el ajuste fiscal es lograble. Y, como recuerda Héctor Torres (el representante argentino ante el FMI), que sea socialmente viable. "Eso también lo evaluará el Fondo. Si se puede hacer y sus consecuencias", agregó.

El esquema inicial de Milei, en lo económico, podría demorarse si Caputo no consigue financiamiento. El otrora "Messi de Cambiemos" llegó al libertario por un paper que desde su consultora Anker Latinoamérica habían hecho, en donde se hablaba de cómo se puede desactivar la bomba de Leliqs mediante financiamiento. Esto chocaba con la propuesta de otros allegados a Milei como el mismo Federico Sturzenegger o el propio Carlos Rodríguez, que ven eso como un pésimo plan (endeudarse en dólares para un pasivo en pesos). 

Por ahora ni desde Wall Street ni el Fondo están dispuestos a financiar eso. El problema para el presidente electo es que sin plata no hay rescate de Leliqs, y sin eso no hay unificación cambiaria ni salida del cepo (de la manera que sea). Una idea que podría llegar a calar hondo, si no hay dólares y por ende es inviable devaluar y unificar luego de encapsular las Leliqs, es la que precisamente deslizó el ex asesor Rodríguez. Para salir del cepo, dice que habría que desdoblar el mercado cambiario (exportadores e importadores). Que todas las operaciones comerciales se liquiden 90% al dólar de mercado (CCL, por ejemplo) y el 10% al oficial. Solo las operaciones de deuda pública indexada y futuros van por el tipo de cambio oficial, que se mantendría en el $365 ficticio. "Eventualmente el dólar oficial dejará de existir", dice. Se verá.

En el mundo empresario hay preocupación por el ajuste de los precios relativos que haría Milei y lo que desencadenará. El Presidente electo habló como economista e instaló la "estanflación", pero lo que no dijo es la magnitud. Se descuenta que la inflación será más alta que ahora, al menos mensualmente pegará un salto, con una economía que profundizará su caída. "No hay otra manera de bajar la inflación que con una fuerte recesión. Es así y ese es el plan de Milei. El problema serán los costos sociales y políticos", señaló un empresario que escuchó a Guillermo Francos en la UIA

"Cuando tengamos que despedir gente porque la demanda se nos cae como un piano porque no hay plata y sí mucha inflación, vamos a ver el músculo político de su gobierno", advirtió un industrial, visiblemente preocupado por lo que viene. 

El temor son las consecuencias de la política de shock que propone Milei. El libertario pasó en campaña de prometer que "el ajuste lo va a pagar la casta", o sea la clase política, a ahora sincerar que hay que tener en cuenta a los "caídos" que habrá. "No es lo mismo tener trabajo y no llegar a fin de mes, que no llegar a fin de mes por ser desempleado. Esa será la cuestión", repite el empresario. 

"Tenemos claro absolutamente todo lo que ustedes están pasando, todo lo que ustedes necesitan. Y vamos a ir por etapas. El otro día Javier dijo que no iba a cometer un indiscursidio, que es una palabra novedosa. Y yo quiero que ustedes tengan claro que somos conscientes de que se tiene un norte, pero que a ese norte se llega a través de un sendero que tenemos que construir entre todos", les dijo Francos, tratando de dejar en claro que habrá etapas y que no todo será política de shock. 

Pero los despidos preventivos o suspensiones ya comenzaron en varias empresas, algo que se prevé crecerá. El mercado se adelanta. Tanto así que los precios de la economía siguen volando de la mano del descongelamiento tras la derrota de Massa. 

Con el triunfo de LLA en el balotaje, los acuerdos de precios quedaron en un limbo entre el gobierno saliente, ya sin capacidad de convencer a nadie, y el gobierno entrante, bajo el cual la continuidad de los mismos parece poco probable (ya dijeron que eliminarán la secretaría de Comercio). En este contexto, se alcanzó un acuerdo de subas del 5% para los productos básicos y del 12% para el resto de los bienes en noviembre y del 8% en diciembre. 

Así, el relevamiento correspondiente a la cuarta semana del mes según Eco Go registró una variación de 8% de los precios de los alimentos con respecto a la semana previa. Con este dato y considerando una proyección de variación semanal promedio del 3% para la última semana del mes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en noviembre treparía a 15,2% mensual. Si se considera además la evolución de los alimentos consumidos fuera del hogar (16,5%), la inflación en alimentos alcanzaría el 15,4%

Para la consultora de Marina Dal Poggetto, la proyección nivel general se ubicaría así en 13,4% mensual, 1,2 puntos por encima de lo estimado la semana anterior. Esto responde a la aceleración de precios de los alimentos pero también a algunos precios claves, antes bajo acuerdos, que marcaron fuertes subas en la semana como medicamentos o combustibles. La peor es que diciembre vendrá con otra batería de aumentos sin considerar si el presidente electo, como le vienen pidiendo varios sectores (como salud) libera los precios. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés