El Economista - 70 años
Versión digital

jue 29 Feb

BUE 25°C
Ideas

Milei, le doy una humilde sugerencia: mejor decir "aún no lo sé"

Está instalada la idea del "pase el que sigue" si no cumple con lo prometido durante la campaña para ganar las elecciones.

Javier Milei estuvo en Nueva York.
Javier Milei estuvo en Nueva York.
Martín Baraldo 01 diciembre de 2023

Cuando pensé en escribir esta columna de opinión lo primero que se vino a mi mente es eliminar la palabra "helicóptero" si el funcionario elegido por la mayoría no cumple con las expectativas esperadas.

Está instalada la idea del "pase el que sigue" si no cumple con lo prometido durante la campaña para ganar las elecciones. 

Quiero dejar como parte de la historia la forma en que Estela Martínez de Perón y Fernando De la Rúa fueron despedidos.

Dicho esto, hace poco más de una semana que Javier Milei fue elegido para ocupar el Sillón de Rivadavia a partir del próximo 10 de diciembre. Tanto la ausencia del Presidente actual, que optó por jugar a las escondidas desde hace algunos meses, como la catarata de anuncios de su sucesor, me llevaron a un estado total de confusión. Siento que "Peluca" asumió hace tiempo sin los honores correspondientes. Creo que es producto de la ansiedad que tenemos por ver a la Argentina iniciar un proceso ascendente. Dejar la alta inflación, las deudas, los impuestos que hacen complicado y casi inviable el operar de las empresas, la manipulación de la Justicia, el aumento de habitantes de nuestro país en situación de pobreza, la inseguridad, entre tantos otros temas.

En estos días el bunker de Milei se convirtió en la "nueva Casa Rosada" en los que el equipo libertario aceptó jugar el partido que los ciudadanos proponemos.

Desde la urgencia de nombres de sus ministros, el plan acerca de cómo se desarmará la bomba de las Leliq, datos de los mandatarios con quienes tomó contacto y si fue "mimado" u "hostigado". También saber ya si conversó con el Papa Francisco y si el tono fue ameno o "golpe va golpe viene" y si vendrá a su país natal.

Por mi parte voy a hacer unos cuantos rebajes. Paso rápidamente de la euforia a la desazón, a punto tal que sentí duda acerca de la capacidad de Milei cuando afirmó que Carolina Píparo estaría al frente del Anses y luego cambió de idea, y cuando Demian Reidel, luego de haber aceptado ser el titular del Banco Central, dio marcha atrás y seguir con su vida en los Estados Unidos. 

Tenemos tal urgencia por recibir soluciones mágicas que en un abrir y cerrar de ojos resuelvan la delicada situación en la que estamos que estas ideas y vueltas nos llevan a pasar de la credibilidad a la duda en cuestión de segundos.

Demos tiempo al futuro próximo Presidente de la Argentina. Se va a equivocar centenar de veces. Tenemos cuatro años para decidir si le damos otra chance. Somos parte del pasado. Es tarea de todos hacernos cargo. Guardemos la ansiedad porque vamos a entrar en pánico en breve y la salud de nuestro querido país está en juego.

Milei, le doy una humilde sugerencia. Mejor decir "aún no lo sé".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés