El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Formato digital del dólar

Proponen E-Cash: verdaderos dólares digitales cash que mantienen tu privacidad

En el E-Cash que propone la representante Rashida Tlaib, la información “viviría” en el hardware, o sea en una billetera virtual. Sería el equivalente real en formato digital de los billetes verdes.

La representante Rashida Tlaib (Michigan) propuso el E-Cash Act.
La representante Rashida Tlaib (Michigan) propuso el E-Cash Act.
Compartir

Una de las primeras señales de que la caída del imperio romano de Occidente estaba cerca fue el retiro de tropas de la isla que hoy conocemos como Inglaterra. Claro, la presión de las tropas germánicas en el norte, especialmente de los godos más las incursiones de Atila y sus Hunos hacían que aquellas tierras distantes pasaran a ser una segunda prioridad.

Eso permitió que las megatribus germánicas de los anglos y los sajones dominaran esas tierras húmedas allá por el Siglo IV después de Cristo, aproximadamente. Sólo 3 siglos después de aquella invasión exitosa, Offa, un rey anglo-sajón cristiano emitía monedas donde se podía leer “no hay más Dios que Alá”. Sí, las economías del mundo del Islam eran tan importantes que sus monedas eran imitadas incluso allá en el norte.

Hoy sabemos bien que la unidad de cuenta más usada en el mundo es el dólar estadounidense y, sin embargo, en algunos países como El Salvador pretenden que la gente use el Bitcoin como alternativa. Es una receta para el fracaso y así pareciera reflejarlo el diario local La Prensa Gráfica que informa que en febrero de este año sólo se enviaron remesas por US$ 9,4 millones a través de criptomonedas, lo que representa menos del 2% del total.

Pero no todas son malas para las monedas digitales. De hecho, en general tuvieron un lindo rebote de precio durante la semana pasada debido, principalmente, a que el banco Goldman Sachs habría revampeado su página de Internet para reflejar el creciente interés en el ecosistema. Esa misma entidad realizó su primera operación OTC de Bitcoin hace menos de diez días y todo indica que estamos viendo sólo el comienzo.

Sin embargo, como los lectores de esta columna saben, es importante ponerle paños fríos a la posibilidad de crecimiento de las criptomonedas como un reemplazo de la moneda fiat emitida por gobiernos. Será, por ejemplo, importante seguir el destino de la E-Cash Act, una propuesta de ley para el lanzamiento de una moneda digital que sería el reemplazo de los billetes en dólares estadounidense. Fue presentada, entre otros, por Rashida Tlaib, quien el año pasado había impulsado la Stable Act, que pretendía regular a las stablecoins.

Tanto en el mundo de las criptomonedas como en el mundo del dinero bancario o de las fintechs (PayPal, MercadoPago, etcétera) el registro de las tenencias de dinero o activos existe fuera de las billeteras virtuales, las cuales sólo sirven para comunicarse con los dueños de esa información, ya sean bancos o blockchains. En el caso del E-Cash la información viviría” en el hardware, o sea en una billetera virtual. Sería el equivalente real en formato digital de los billetes verdes. 

La importancia de esta iniciativa es la necesidad de preservar la privacidad de los usuarios, cosa que es difícil de asegurar en el sistema tradicional o en el de las stablecoins. Pareciera una buena idea y más de un argentino con sus dólares en el colchón se estará refregando las manos.

No representa, en mi opinión, una amenaza para el desarrollo de las CBDC (Dinero Digital de los Bancos Centrales), de la misma manera que el efectivo no compite con el dinero bancario. De hecho, en una nueva señal de que esas monedas siguen avanzando, el Banco Central de Inglaterra acaba de firmar con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) un acuerdo de colaboración por doce meses para explorar el lanzamiento de una CBDC para la libra esterlina. Es esa la misma universidad donde el presidente de la SEC, Gary Gensler, dictaba un curso de criptomonedas y dinero digital. Todo parece relacionado.

Fue también la autoridad monetaria inglesa quien emitió un paper donde informa las respuestas a la discusión que tuvieron en Junio del año pasado respecto a los potenciales riesgos sobre la política monetaria y la estabilidad del sistema financiero que las nuevas tecnologías podrían acarrear. 

En general, el público respondió que el cash debería preservarse y que las regulaciones sobre stablecoins deben ser proporcionales al riesgo incurrido. Tal vez deberían pensar en su propia versión del E-Cash.

El Banco Central de Inglaterra acaba de firmar con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) un acuerdo de colaboración por doce meses para explorar el lanzamiento de una CBDC para la libra esterlina.

Otra novedad importante para la libra esterlina vino del lado de Euroclear, administrador de comercio de securities en Europa, que invirtió en Fnilaty, una blockchain regulada que no es más que una versión privada de Ethereum y cuyos dueños son entidades financieras como Nasdaq y BNY Mellon, entre otros. 

En octubre, Fnilaty planea lanzar su sistema de pagos respaldado con depósitos en el Banco de Inglaterra. Sería de hecho una versión ad hoc de una CBDC, algo así como si PayPal, AliPay o MercadoLibre tuvieran cuentas en la autoridad monetaria de Estados Unidos, China o Argentina, respectivamente.

Por la región no venimos nada mal en lo que es sistemas de pagos. Fue Hyun Song Shin, director de Research en el Bank of International Settlements, quien destacó en un hilo de Twitter el PIX, sistema monetario de cancelación instantánea brasileño, a partir de un boletín de aquella entidad que destaca que el sistema ya incorporó a dos terceras partes de la población en poco más de un año.

Rápido de reflejos, Lucas Llach, exvicepresidente de nuestro Banco Central durante la gestión de Cambiemos, levantó el guante para explicar que un sistema de pagos instantáneo existe en nuestras pampas desde 2018 y con mayor penetración, mayor uso retail del QR y menor centralización que el PIX. Esta última sería la razón, según él, por la cual el sistema brasileño es preferido por los burócratas. Algo así como si la FIFA eligiera a Pele en vez de Maradona a pesar de las preferencias de la gente.

Lo que está por verse es si la gente elige a Peronio, una criptomoneda que cotiza en algo así como “pesos peronios” y respaldada en USDC, la stablecoin a la que me gusta denominar como “la PayPal de las criptos”. Esta se deposita en Smart Contracts para generar intereses. Sugerencia: antes de lanzarse a comprar, tome sus recaudos y analice el riesgo con algún experto.

Del E-cash a los peronios las alternativas en el mercado del dinero no dejan de aparecer. Nadie sabe si el éxito vendrá por el lado de las blockchains descentralizadas, si vendrá por las CBDC o si el sistema tradicional será el que prevalezca. Lo cierto es que la experimentación no se detiene y los usuarios podrán disfrutar de varias alternativas.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés