El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 7°C
Se derrumbaron las criptos y esta vez fue en serio. En la última semana monedas nativas como Cardano, Solana o Polygon cayeron más de 20%.
Tendencias

Denuncia de la SEC: ¿y el fin de las criptos?

Puede ser que este sea el final para las cripto, aunque probablemente no para Bitcoin. Puede ser que sólo se trate del punto de inflexión que las transforme en securities reguladas.

Se derrumbaron las criptos y esta vez fue en serio. En la última semana monedas nativas como Cardano, Solana o Polygon cayeron más de 20%.

¿La causa? La SEC (la Securities and Exchange Commission), el ente regulador encargado de velar por el cuidado de los inversores en Estados Unidos, las definió como securities. 

Esto genera un pánico debido a que, en caso de que se confirmara ese rótulo, ello generaría la obligatoriedad, para muchos participantes en el mundo cripto que utilizan esas monedas, de seguir los pasos administrativos correspondientes. 

Una security se define como un valor financiero negociable que tiene características muy concretas: se trata de una inversión de dinero, con una expectativa de beneficio, con una administración centralizada y con un elemento de riesgo involucrados. Pensemos, por ejemplo, en las herramientas DeFi, los exchanges y otros que usualmente manejan esas monedas.

  • Puede ser un antes y un después en el mundo cripto. Por ahora, pareciera que Bitcoin, la moneda ícono del ecosistema, se salvaría. Está más cerca de ser considerado como un commodity. 

La duda del millón, claro, es si Ether, la moneda nativa de Etherum, no debería también ser considerado una security. Es por eso que la misma no tuvo, por ahora, una caída tan pronunciada. En la última semana cayó sólo 4,5%. En caso de que esa moneda se viera envuelta en la denuncia, muchos creen que se trataría del fin del ecosistema o, al menos, el fin de todo lo que no es Bitcoin.

Todo este despelote se generó a partir de una denuncia de aquel organismo regulador dirigido por Gary Gensler contra Binance y Coinbase, probablemente los dos exchanges más importantes a nivel mundial. Es conocida la mala fama del primero y la causa menciona el desvío de fondos de sus clientes para beneficiar a empresas del dueño de la casa de cambios. El caso de Coinbase sorprende más. Se supone que, justamente, ese exchange radicado en Estados Unidos está mejor regulado.

En un Twitter Space reciente para debatir estos temas, un autodeclarado libertario pedía más regulación para el ecosistema. Explicaba que fracasó la "self-regulation", la idea de que el ecosistema se auto regularía. 

Es una vieja lección que el mundo aprendió hace rato, pero que cada tanto vuelve a resurgir. El sistema financiero no se auto regula, los incentivos para tomar riesgos no prudentes siempre ganan y, por esa razón, es necesaria la aparición del regulador gubernamental que controle a los oferentes de servicios.

Parece increíble cómo ha cambiado el relato dentro del ecosistema. Es como si Javier Milei estuviera pidiendo mayor regulación financiera de un banco central que, alguna vez, quiso destruir. Los "liber adolescentes", como los llaman algunos, abundan en todos lados, y también en el ecosistema cripto. 

Pero claro, en algún momento se chocan con la realidad. Puede ser que este sea el final para las cripto, aunque probablemente no para Bitcoin. Puede ser que sólo se trate del punto de inflexión que las transforme en securities reguladas. Nadie lo sabe por ahora. El futuro nos lo dirá.

Parece increíble cómo ha cambiado el relato dentro del ecosistema. Es como si Milei estuviera pidiendo mayor regulación financiera de un banco central que, alguna vez, quiso destruir. Los "liber adolescentes" como los llaman algunos, abundan en todos lados, y también en el ecosistema cripto.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés