El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 20°C
Alianza estratégica

Mientras los autos chinos avanzan, Japón y los países del sudeseste asitático se unen

Una estrategia conjunta podría anunciarse en septiembre, estaría lista para 2035 y no sólo apuntaría a la electrificación. Honda y Toyota cuentan con plantas en distintos lugares de la región.

Las automotrices chinas son vistas como una "amenaza" en distintos países.
Las automotrices chinas son vistas como una "amenaza" en distintos países.
21 mayo de 2024

No sólo Occidente está atento a la avanzada de China y su pujante industria de autos eléctricos sino que la propia Asia ve como una "amenaza" su crecimiento y expansión comercial. 

A tal punto que Japón y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) estarían desarrollando una estrategia conjunta para la manufactura y venta de vehículos con la intención de unir fuerzas.

La estrategia común podría anunciarse en septiembre próximo, mediante una reunión de los ministros de Economía de los países involucrados, y entraría en vigencia en 2035, según pudo averiguar el diario financiero Nikkei.

¿Qué aspectos abordaría el acuerdo? La cooperación en capacitación de personal, la descarbonización de la producción, la adquisición de recursos minerales, la inversión en campos de nueva generación como los biocombustibles y el desarrollo de una campaña informativa sobre los vehículos producidos en sus territorios.

El crecimiento de los fabricantes chinos plantea un desafío a sus competidores nipones, incluidos Honda y Toyota, quienes tienen plantas ubicadas en distintos países del sudeste asiático donde fabrican más de tres millones de vehículos al año, algo que supone cerca del 80% del total de la producción en la Asean.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático está conformada por diez países.
La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático está conformada por diez países.

Hasta ahora, las marcas de automóviles japonesas llevaban a cabo sus negocios en la Asean por su cuenta, pero el fortalecimiento de la presencia de empresas automotrices chinas en la región (tal el caso de BYD y SAIC) motivó la intervención del Gobierno de Japón para elaborar esta estrategia conjunta.

Para capacitación del personal, el país estaría pensando en usar los 140 billones de yenes (unos US$900 millones) que su Ministerio de Economía, Comercio e Industria contempla en su presupuesto de asistencia al Sur Global, medida que busca fortalecer los vínculos con economías en crecimiento y ricas en recursos.

En los campos catalogados como "de nueva generación", ambas partes consideran adquirir materiales utilizados en baterías de vehículos eléctricos y explorar el reciclaje de las mismas. Entre los proyectos contemplados, figura elaborar biocombustibles a partir de aceite de cocina usado. 

Además, Japón y la Asean colaborarán en el análisis del mercado automotor mundial en un intento por impulsar las exportaciones.

La Asean es una organización regional establecida en 1967 y conformada por diez países del sudeste asiático: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunéi,Vietnam, Laos, Birmania (Myanmar) y Camboya. 

La misma busca promover la cooperación e integración en diversos ámbitos como la economía, la política, la seguridad, la educación y la cultura, con el objetivo de asegurar la paz, la estabilidad y el desarrollo sostenible en la región.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés