El Economista - 70 años
Versión digital

sab 20 Abr

BUE 24°C
Adiós a una era

Larga vida al rey: el Audi R8 se despide para siempre

Tras 17 años, cesó las producción del primer súper-deportivo de la marca alemana, el cual le permitió pelearle a Porsche y otras. ¿Ingresa a la selecta lista de nuevos clásicos?

Larga vida al rey: el Audi R8 se despide para siempre
Sergio Cutuli 28 marzo de 2024

"El rey ha muerto, ¡larga vida al rey!" Ya nada será igual, uno de los monarcas de las calles se despidió para siempre. El 22 de marzo salió de la línea de la planta de Bollinger Hofe, al sudoeste de Alemania, el último Audi R8.

Después de 17 años, el primer súper-deportivo de la marca de los cuatro anillos se despide sin un sucesor en el horizonte y con la posibilidad de que su espacio pase a ser ocupado por un modelo 100% eléctrico. ¿Es la decisión correcta? Ya lo sabremos.

Lo cierto es que la historia de la marca ya no será la misma después de que -además del R8- en noviembre del año pasado también haya dejado de producir el menos exclusivo TT, cuya producción se había iniciado en 1998 tras 662.762 unidades. Adiós a una era.

De las pistas a las calles y viceversa

¿Se habrá imaginado el diseñador Frank Lamberty que sus trazos se convertirían en un auto de culto? Probablemente lo sospechara aunque difícilmente tuviera la certeza de que estaría ante la concepción de un auto tan emblemático que se mantendría tantos años en el porfolio y en las listas de deseos de miles de clientes.

Boceto del Audi Le Mans concept que se convertiría en el Audi R8.
Boceto del Audi Le Mans concept que se convertiría en el Audi R8.

En 2003 vio la luz el concept car Audi Le Mans el cual, como su nombre lo indica, pretendía llevar el espíritu de la emblemática carrera de endurance a un modelo que podía comprarse en un concesionario. 

Presentado en el Salón de Frankfurt, era una manera de homenajear los tres triunfos consecutivos de la marca de Ingolstadt en las 24 Horas de Le Mans, una racha impresionante que se prolongaría varios años más.

El Audi Le Mans Concept fue presentado en 2003, tres años antes del R8.
El Audi Le Mans Concept fue presentado en 2003, tres años antes del R8.

Su lanzamiento le permitió disputarle un lugar, una porción de mercado a otras firmas premium como Porsche. Pero no fue hasta 2006 que debutó oficialmente como modelo de producción, con una premiere mundial en el Salón de París de ese año, donde se llevó todos los flashes.

Más allá de sus líneas distintivas, el R8 empleó recursos propios de los deportivos más deseados, como el motor de disposición central-trasera en combinación con un atributo propio de Audi como lo es su "apellido": la tracción quattro. ¿Algo más? Claro, la mecánica compartida con su "hermano", el Lamborghini Gallardo.

Por ser la marca italiana parte del Grupo VW, ambos modelos compartieron mucho de su desarrollo aerodinámico y tecnología hasta entonces inédita. Inicialmente su motor era un V8 de 4.2 litros de 414 cv y la característica inyección estratificada de combustible FSI, que le permitía una velocidad máxima de 301 km/h.

No obstante el impulsor que lo posicionó fue el V10 de 5.2 litros y 518 cv (basado en el del Gallardo) que debutó en 2009, y con el que demostró prestaciones impresionantes como el 0 a 100 km/h en apenas 3,9 segundos y una velocidad máxima de 316 km/h.

Ese mismo año, el auto que había surgido del mundo de las carreras estrenó la versión R8 LMS (Le Mans Series) con el objetivo de competir en la FIA GT3 y en otras competencias de endurance, en este caso con mejoras en la suspensión y a puesta a punto del conjunto motor-caja, y sólo tracción trasera.

De calle y de carrera: el Audi R8 LMS y el coupé V10.
De calle y de carrera: el Audi R8 LMS y el coupé V10.

Le siguieron el LMS Evolution y el LMS Ultra, en este caso autos que muchos clientes adeptos a usar sus autos en circuitos pudieran disfrutar de una "bestia" de 562 cv.

En 2010 se sumó la variante cabrio denominada Spyder (cuyo debut se reservó para el cine, en la película Iron Man 2) y en 2011 el aún más exclusivo GT Spyder del que sólo se hicieron 333 unidades (50 de ellas para EE.UU.).

La silueta del Audi R8 Spyider V10 Plus.
La silueta del Audi R8 Spyider V10 Plus.

Con la llegada del Lamborghini Huracán, el motor V10 también fue compartido por ambos modelos, y la versión R8 Plus llegó a 610 cv convirtiéndose en el Audi de producción más potente y veloz jamás fabricado.

Hubo un V6 turbo de 2.9 litros y 450 cv que reemplazó al V8, y hasta se evaluó una variante V12 diesel TDI bi-turbo de 5.5 litros y 500 cv que fue desestimado.

Un nuevo clásico

El Audi R8 no fue un auto de volumen ni buscó serlo, aunque llegó a vender más de 5.000 unidades en su segundo año (2008), tras las casi 3.000 del primero, mientras que en los siguientes 14 años promedió las 2.570 unidades anuales.

Se fabricaron en total 44.418 y el último de ellos no irá a engrosar el garage de ningún coleccionista sino que será parte del museo de Audi, como debe ser.

El último Audi R8 que salió de la fábrica el pasado 22 de marzo, secundado por el concept Le Mans y otras versiones.
El último Audi R8 que salió de la fábrica el pasado 22 de marzo, secundado por el concept Le Mans y otras versiones.

Se trata de una edición especial llamada Performance Quattro Edition que viene pintada en color Amarillo Vegas y que se distingue por tener un paquete exterior de fibra de carbono y llantas de plata y bronces de 20".

Hacía rato que la automotriz quería discontinuarlo y de hecho lo anunció a fin de 2022 pero un inesperado aluvión de pedidos la obligó a prolongar la producción, incluyendo una serie especial de otras 333 unidades de la variante coupé V10 tracción trasera.

El R8 compartía, hasta hace pocos días, la línea de montaje con el e-Tron, un deportivo eléctrico de 360 cv de potencia combinada pero de impresionantes 561 Nm de torque instantáneo. 

Claramente no son lo mismo ni apuntan al mismo público, por eso es altamente probable que sólo uno de ellos pase a engrosar la selecta lista de los nuevos autos clásicos.

El R8 compartía línea de montaje con el e-tron 100% eléctrico.
El R8 compartía línea de montaje con el e-tron 100% eléctrico.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés