Israel: Netanyahu se fortalece por el conflicto

14 de mayo, 2021

Israel: Netanyahu se fortalece por el conflicto

La situación se sigue complicando para Israel: a los ataques desde la Franja de Gaza se sumaron, al menos, tres o cuatro cohetes procedentes desde el sur del Líbano. Los mismos terminaron en el mar Mediterráneo y no causaron víctimas. El Ejército libanés envió unidades al área desde donde fueron lanzados los proyectiles y detuvieron a posibles sospechosos, aunque, por el momento, ningún grupo se adjudicó el ataque.

En 2006, el Ejército israelí se enfrentó contra las guerrillas de Hezbollah, grupo terrorista que domina el sur del Líbano. Sin embargo, desde esa fecha, las fronteras han permanecido con cierta tranquilidad.

Respecto a los ataques de Hamás y el Yihad Islámica, desde el lunes, ya han disparado más de 1.750 cohetes. La mayoría han sido interceptados por la “Cúpula de Hierro”, aunque algunos han alcanzado sus objetivos, causando la muerte de siete israelíes. Por otra parte, las víctimas palestinas en la Franja de Gaza ascienden a 103.

Ayer, Hidai Zilberman, general y vocero militar israelí, dijo que las tropas comenzarán a prepararse ante la posibilidad de una operación terrestre contra Hamás y los otros grupos extremistas. En esta línea, todas las licencias de fin de semana fueron suspendidas, 7.000 reservistas fueron llamados y varias unidades se instalaron en las fronteras.

El Gobierno israelí también anunció un despliegue “masivo” de fuerzas de seguridad en las ciudades con gran población palestina, ya que se han registrado numerosos enfrentamientos entre judíos y musulmanes (el 21% de los ciudadanos son palestinos).

Los disturbios entre civiles han sido catalogados por el primer ministro, Benjamín Netanyahu, como una “guerra civil”. Esto ha perjudicado notablemente a su opositor Yair Lapid, quien busca formar un nuevo gobierno tras el fracaso de Netanyahu en abril.

Además de negociar con Naftali Bennett, Lapid necesita de los legisladores árabes para lograr una mayoría en el Parlamento. Sin embargo, ante el nivel de violencia, es poco probable que consiga el apoyo de los mismos.

Ayer, Bennett (apodado el “kingmaker” porque tiene la llave potencial para la mayoría) dijo que un “gobierno de cambio”, compuesto por los partidos que buscan reemplazar a Netanyahu, está fuera de la mesa. Según él, dado el estado de emergencia en ciudades mixtas árabes-judías, un gobierno de coalición es imposible. Por ello, la mejor opción es un “gobierno de unidad grande”, lo cual beneficiaría a Netanyahu. Algunos analistas especulan, incluso, con que “Bibi” buscará cambiar el sistema electoral para que el primer ministro sea electo directamente.