Donald Trump fue absuelto en el juicio político y podrá ser candidato en 2024

14 de febrero, 2021

donald trump

El Senado de Estados Unidos absolvió ayer al exmandatario republicano Donald Trump en el juicio político que se le abrió por “incitación a la insurrección” durante el asalto al Capitolio, en el segundo proceso de este tipo en su contra.

Con un resultado de 57 votos a favor de la condena y 43 en contra, la Cámara alta no alcanzó los dos tercios necesarios para condenar e inhabilitar al magnate republicano a ocupar cargos públicos en el futuro y cerró así el proceso iniciado por su rol durante el ataque al Congreso del pasado 6 de enero, en el que murieron cinco personas.

No obstante, siete senadores republicanos votaron a favor de la condena, a diferencia del primer impeachment a Trump, donde sólo lo había hecho el senador Mitt Romney.

Lo que están diciendo

Tras conocer su absolución, el exmandatario -vetado de las redes sociales- rompió el silencio que había mantenido desde su salida del poder el 20 de enero y celebró la decisión.

“Nuestro magnífico, histórico y patriótico movimiento, Make America Great Again (Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo), acaba de empezar”, dijo en un comunicado Trump, quien podrá disputar la candidatura presidencial del Partido Republicano para los comicios de 2024.

En su declaración, el magnate republicano calificó al proceso como “una nueva fase de la mayor caza de brujas de la historia” y volvió a afirmar que “nunca se ha tratado así a ningún presidente”.

Entre líneas

Este fue el segundo juicio político contra Trump, que en 2020 también resultó absuelto en un proceso por abuso de poder.

El proceso, que se anunciaba como el más rápido de la historia, estuvo a punto de extenderse por días o semanas, luego de que el Senado aprobara hoy sorpresivamente la inclusión de nuevas comparecencias, tras filtrarse la información que el exmandatario no quiso frenar a sus seguidores una vez iniciado el asalto al Capitolio.

De acuerdo al diálogo reproducido por la cadena CNN, durante el ataque al parlamento del 6 de enero, Trump rechazó una petición formulada por el líder republicano en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para ordenar a sus simpatizantes que suspendieran el asalto.

“Bueno, Kevin, creo que esta gente está más molesta que tú por las elecciones”, respondió Trump al pedido, pese a que McCarthy le indicó que sus seguidores estaban entrando hasta por las ventanas.

Con apenas cinco días de duración, este juicio político fue el más corto de la historia de Estados Unidos: el primero contra Trump, el único mandatario en ser juzgado dos veces, duró 21 días; el que tuvo como acusado a Bill Clinton duró 37 días; y el que se realizó contra Andrew Johnson demandó 83 jornadas.

Los abogados defensores concluyeron ayer sus argumentos en solo tres horas, acusando a los demócratas de perseguir a al exmandatario.