Asalto al Capitolio: día bisagra en Estados Unidos y el desafío de Joe Biden

7 de enero, 2021

Asalto al Capitolio: día bisagra en Estados Unidos y el desafío de Joe Biden

El asalto al Capitolio para tratar de impedir que se cumpla con un procedimiento democrático y el propio Presidente incitando a que se agravie a las instituciones marcaron una jornada negra para la historia de Estados Unidos.

Será una fecha recordada. Esas bisagras que suelen marcar una antes y después y que todos los actores reconocen como fundacionales de una nueva etapa.

Los acontecimientos del miércoles en Washington le advirtieron a Joe Biden que la violencia y la intolerancia está anidada en muchos sectores de la sociedad.

Pero también incrementa la demanda por un Presidente con los valores que él expresa. En los primeros meses de su gestión, el discurso político dominante será convocar a una reconciliación de los distintos sectores políticos y moderar los enfrentamientos. Biden se encontrará con el clima propicio para desplegar su estrategia.

Los hechos del miércoles también constituyen un desafío para el Partido Republicano. Estarán aquellos que quieren desembarazarse rápido de Donald Trump, pero la influencia de su visión en la base partidaria demostró ser consistente. ¿Es posible un trumpismo sin Trump? ¿Es más costoso sostenerlo en el cargo o acompañar las iniciativas para que deje ya la Presidencia?

En el exterior, lo ocurrido en Washington, como era de esperar, también tuvo mucha repercusión. Y por cierto que no dejó bien parados a algunos presidentes que admiran Trump y que tienen algunas similitudes con sus políticas. Jair Bolsonaro es uno de los primeros de esa lista.

La violencia no aparece de un día para el otro, se va incubando a través del tiempo con mensajes xenófobos, racistas e intolerantes. Los gobiernos que exacerban la polarización, como hizo el de Trump desde el primer día, corren el riesgo de terminar de esa manera. Ese es un llamado de atención para todos.