En enero mejoraron las condiciones financieras por tercer mes consecutivo

18 de febrero, 2021

En enero mejoraron las condiciones financieras por tercer mes consecutivo

De acuerdo con el Índice de Condiciones Financieras (ICF) elaborado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), los valores de inflación núcleo, la evolución de la tasa de interés, la confianza en el sistema bancario y los depósitos en dólares mostraron mejoras en enero.

“En total seis de los diez componentes mejoraron y uno quedó estable comparado con diciembre. Mejoraron la brecha cambiaria, los depósitos en dólares, confianza en el sistema bancario, inflación núcleo y tasa de interés”, señala el trabajo del IAEF. De esta manera, el ICF “mejoró marginalmente en enero, su tercera suba al hilo, para ubicarse en -69.6 contra -72.2 de diciembre“. “En esta ocasión las condiciones domésticas jugaron a favor pasando de -95 a -91.5 y las condiciones externas se deterioraron apenas pasando de 22.8 a 21.8, su sexto mes consecutivo en terreno positivo”, indica el informe.

Pese a la mejora, el ICF no consigue salir de la zona de stress, aunque quedó lejos de la marca de abril cuando se ubicó en -278 puntos. De los ocho componentes en stress, los tres que arrastraban registros más negativos (expectativas de devaluación, brecha cambiaria, y la confianza en los bancos medida por el stock promedio de depósitos en moneda extranjera) mejoraron en enero. 

“La brecha está en el mejor valor desde julio, la expectativa de devaluación desde octubre y la confianza en bancos registra el mejor valor desde septiembre 2019. En total seis de los diez componentes mejoraron y uno quedó estable comparado con diciembre”, aclara el IAEF.

El ICF tiene como “objetivo resumir el estado de las condiciones financieras que prevalecen en la economía argentina, a efectos de contar con un indicador de fácil lectura que identifique el modo en que las condiciones financieras influyen sobre los niveles de actividad financiera y económica, reflejando la disponibilidad y el costo del financiamiento para el Gobierno, las provincias, las empresas y las familias argentinas”.