2021: la regulación crypto que afectaría a PayPal

31 de diciembre, 2020

2021: la regulación crypto que afectaría a PayPal

Por Gonzalo Martínez Mosquera (*)

La semana pasada, los legisladores Rashida Tlaib, Jesús “Chuy” García y Stephen F. Lynch presentaron la “Stable Act”, que pretende regular en Estados Unidos a los criptodólares (conocidos también como stablecoins) generando mucho ruido en el ecosistema de las criptomonedas.

Quien armó esa propuesta es Rohan Grey, un abogado originario de Australia y con fuertes vínculos con el ala más progresista de los demócratas y la Teoría Monetaria Moderna.

Esta iniciativa podría afectar también a PayPal y similares. Está orientada a todos aquellos que emitan un instrumento que “actúe” como reemplazante de la unidad monetaria estadounidense: el dólar. 

Recordemos que las stablecoins son emitidas por una institución que representa su deuda con el depositante en una Blockchain (tecnología detrás de las criptomonedas) y que respalda su valor con activos en instituciones bancarias prometiendo redimir a demanda dichas monedas.

La diferencia con PayPal es que las tenencias y las transacciones se reflejan en una Blockchain o registro descentralizado sobre los que funcionan las criptomonedas.

Todos ellos quedarían obligados a obtener una licencia bancaria otorgada por la Reserva Federal, quien los regularía y respaldaría los fondos de sus depositantes.

El criptodólar más conocido es Tether (USDT), que ya tiene aproximadamente US$ 20.000 millones emitidos. Existen enormes dudas respecto a si tiene o no fondos necesarios para respaldarlos y son conocidos en el mundo cripto sus escándalos judiciales en Estados Unidos.

Menores pero con gran crecimiento en 2020 se encuentran USDC (US$ 3 millones emitidos), True USD y Paxos (este último ya había presentado su solicitud para tener una licencia bancaria), entre otros.

Más allá de los criptodólares mencionados, la razón por la cual se presenta esta propuesta ahora es el inminente lanzamiento de DIEM, la stablecoin de Facebook (que hasta hace 2 semanas se llamaba Libra).

La red tiene más de 2.000 millones de usuarios, con lo cual podría generar una enorme explosión en el uso de las stablecoins, lo cual preocupa a los legisladores.

¿Por qué se preocupan?

La razón que mencionan los proponentes del “Stable Act” es que si las stablecoins crecieran demasiado sin estar debidamente reguladas y respaldadas por la Reserva Federal pondrían en riesgo todo el sistema financiero

Si eso pasara y alguna de ellas tuviera un problema podríamos estar en un caso de “Too big to fail” (demasiado grande para fallar). En esta situación, el gobierno de Estados Unidos podría verse obligado a hacer un “bailout” (salvataje), similar a lo ocurrido en la crisis de las subprime (que según la Teoría Monetaria Moderna se debió a un agujero en la regulación financiera).

¿Y PayPal se ve afectado?

Sí. PayPal no es un banco ni está regulado a nivel federal en Estados Unidos. Según Rohan Grey, mencionado anteriormente, Pay Pal actúa con licencia proveedor de servicios de pagos otorgada de manera independiente por cada uno de los 50 estados del país del norte.

Esto presenta un dilema. Si PayPal quebrara o tuviera una corrida y enfrentara problemas para devolver los depósitos a sus clientes no tendría derecho a la asistencia del gobierno estadounidense quien podría verse obligado a rescatarlo de todos modos para evitar una catástrofe financiera.

¿Por qué regular a los bancos?

Es importante entender que los bancos no prestan sus depósitos sino que emiten moneda (de la nada) cuando dan crédito, contrario al saber popular. Esta semana, de hecho, el director general de Circle (la emisora de USDC) hizo un papelón en un debate con Rohan Grey justamente por proponer que el sistema bancario se suele apalancar en los depósitos del sistema.

Más allá de lo dicho, la posibilidad que tienen las entidades bancarias de emitir dinero, que puede ser usado por ejemplo para pagar impuestos, los hace pasibles de ser regulados a nivel federal por el gobierno.

La duda que surge es si los proveedores de servicios de pagos como PayPal o las Stablecoins también debieran serlo. No soy abogado pero mi opinión es que sí aunque no de la misma manera que un banco.

Creo que sería muy conveniente una regulación federal que proteja al depositante y que obligue a los emisores de criptodólares a demostrar mediante rigurosas auditorías el respaldo de sus obligaciones.

Es importante que el cliente sepa que su dinero no está siendo utilizado en inversiones de riesgo que podrían poner en riesgo sus ahorros, o que si lo están, aquellas hayan sido aprobadas por la Reserva Federal quien aseguraría su respaldo.

Conclusión

Según la revista especializada The Crypt, Rohan Grey es el nuevo villano del mundo de las criptomonedas. Los emisores de las stablecoins dicen que si esta iniciativa prospera va a matar la innovación que está surgiendo con este nuevo mundo debido a la enorme burocracia a que serían sometidos. Esperemos que la razón de su queja sea esa y no algún motivo menos noble como por ejemplo ocultar actividades del tipo “shadow banking”.

Personalmente, creo sería muy bueno si se desarrollara una regulación específica a nivel federal para los proveedores privados de sistemas de pagos, que no los habilitara para la realización de préstamos y que protegiera a sus depositantes sin someterlos a la burocracia lógica que debe enfrentar un banco tradicional.

Probablemente ese sería el paso crítico para que las stablecoins y el mundo crypto en general llegarán al bolsillo (o mejor dicho al celular) del ciudadano común que hoy por hoy recién empieza a enterarse de su existencia.