Cal y arena en los datos de Brasil

2 de julio, 2020

containers Mercosur UE oportunidad

Brasil, superando todos los pronósticos, registró un superávit comercial de US$ 7.500 millones en junio. El resultado es consecuencia de una caída del 27% de las importaciones como consecuencia de la caída del nivel de actividad. En un contexto de recesión global, las exportaciones también declinaron, pero a un ritmo menor, del 12%. De todas maneras, se registró un incremento en las ventas a China y otros países asiáticos. En tanto que las exportaciones a los países de América del Sur declinaron 28%.

Por otra parte, los datos que se conocieron ayer en Brasil sobre el mercado de trabajo mostraron la gravedad de la contracción económica que afecta al país. En el trimestre cerrado en mayo, el desempleo se ubicó en 12,9% mientras que entre diciembre y febrero había sido de 11,6%.

Los desocupados llegan a 12.700.000 y los ocupados son 85.900.000, lo que representa un descenso de 8,3% con relación al trimestre anterior.

Otro dato contundente es el nivel de ocupación, que mide el porcentaje de personas ocupadas dentro de la población en edad de trabajar, que cayó a 49,5%. En el trimestre anterior había sido de 54,5%, igual porcentaje que en el mismo período de 2019. Y hay, además, una elevada informalidad.

Es decir que menos de la mitad de las personas que tienen edad para trabajar efectivamente lo hacen. En la medida en que la economía brasileña no vuelva a crecer, los indicadores del mercado laboral se seguirán deteriorando.

Dejá un comentario