En abril, el desempleo en Estados Unidos llegó al 14,7%

8 de mayo, 2020

EEUU trabajo empleos desempleo

La tasa de desempleo en abril en Estados Unidos alcanzó a 14,7% y se perdieron 20.500.000 de empleos con relación al mes anterior. La caída de la actividad económica sin precedentes, como consecuencia de las medidas adoptadas para enfrentar el coronavirus, tuvo efectos devastadores sobre el mercado laboral. En un solo mes, se perdió casi el equivalente a todos los empleos que se crearon en la última década. Además, como los datos fueron recolectados hasta mediados de abril, y dado que la recesión continúa, los indicadores laborales se siguieron deteriorando y eso se reflejará en los datos de mayo que se conocerán a principios de junio.  Los analistas destacan que muchas desvinculaciones fueron temporarias y que por los tanto los trabajadores se podrán recuperar rápidamente sus empleos cuando la economía comience a moverse, pero aún así, volver a la situación que tenía el mercado laboral antes de la pandemia puede insumir años. Por otra parte, son poco los analistas que consideran posible una recuperación en V  porque el consumo, que representa casi el 70% del PIB, tardará en recuperarse ante  la pérdida de empleos y el deterioro de los ingresos y por lo tanto la economía recién volvería a la situación pre pandemia a fines de 2021 o comienzos de 2022. Al desagregar los datos de desempleo, se observa que afectó más a las mujeres, a los afroamericanos, a los latinos y a los que tenían trabajos de peor calidad.

 

Los datos del mercado laboral pueden tener mucho impacto en las elecciones presidenciales, sobre todo porque el desempleo está golpeando más fuerte en algunos estados que son considerados decisivos para definir el resultado.

 

Por eso, Donald Trump, apenas se conoció el índice de desempleo, le concedió una entrevista a la cadena Fox en la que sostuvo que dada la crisis que produjo el coronavirus, los datos no pueden sorprender a nadie y que “siquiera los demócratas lo responsabilizan por esa situación”. Trump apuesta  a que en noviembre, cuando los estadounidenses votarán, la economía esté recuperándose y la tasa de desempleo sea mucho menor.

 

El mercado financiero, que siempre busca anticiparse, reaccionó con subas frente a los datos de desempleo, porque se considera  que ya se tocó el piso de la caída y que al comenzar a aflojarse las restricciones para algunas actividades, la economía empezará lentamente a moverse.

Dejá un comentario