Se liberaron más presos en 24 horas que en todo un año

1 de mayo, 2020

La jueza de ejecución penal N°1 del Departamento Quilmes, Julia Márquez, reveló hoy que desde el comienzo de la cuarentena​ por la pandemia del coronavirus​ fueron liberados un total de 176 violadores y que en un solo día se concedió la misma cantidad de arrestos domiciliarios que en todo un año.

 

Márquez brindó detalles sobre los delincuentes: “Liberaron a 1.076 personas con delitos contra la propiedad, 276 con delitos contra las personas y 176 con condenas por delitos contra la integridad sexual (abusadores y violadores). A ninguno se le había vencido la pena”.

 

“Las solicitudes se multiplican. Por un delincuente pueden llegar hasta cuatro pedidos. No logramos imprimir todos los pedidos en una jornada de trabajo; estamos imprimiendo desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche”, contó Márquez en diálogo con radio Mitre.

 

La magistrada aseguró que, según datos oficiales del Tribunal de Casación​, en 2018 se concedieron 160 prisiones domiciliarias y 2.600 libertades condicionales o asistidas.

 

En el último mes, por la cuarentena, ese número llegó a 2.458. Y “entre el 27 y el 28 de abril se liberaron 176 delincuentes”.

 

“No sé por qué no se muestran esos números, si son públicos. Esto es todo un absurdo. ¿Cómo una persona que entra en la cárcel por delitos graves, ahora sale de la cárcel cometiendo otro delito? Porque un motín es un delito. Siguen utilizando la violencia para lograr lo que quieren y nosotros como autómatas firmamos eso. Es una verdadera locura”, agrego.

 

La jueza señaló a la Cámara de Casación Penal como responsable por la situación: “En mi juzgado nadie se va si no tenemos todos los elementos necesarios. Pero es cierto que muchas veces van hábeas corpus directamente a la Cámara, quien resuelve otorgar libertades condicionales”.

 

Márquez también se refirió el caso de un delincuente preso por violencia de género que recibió el beneficio del arresto domiciliario sin haber presentado su dirección.

 

“Eso no es legal. Un elemento fundamental es tener un domicilio, constatar y que lo reciba, porque en muchos casos la familia no quiere recibirlo. No se puede dar una prisión domiciliaria sin saber si eso domicilio existe, porque después pasa la pandemia, voy a buscar al delincuente para que cumpla con el resto de la pena, y no existe el domicilio. Acá hay cuestiones que son de sentido común, de criterio”, planteó.

 

Por último, fue consultada sobre si existe responsabilidad política del Gobierno en la liberación de presos: “El Poder Judicial no puede resolver los problemas del Poder Ejecutivo. Si al Ejecutivo no le gusta hacer cárceles, es problema es del Ejecutivo. Con independencia de los gustos de los políticos, hay necesidades y no se pueden basar en lo que le gusta, sino en lo que se necesita. Si hay personas presas es porque se comenten delitos, nosotros no inventamos causas. No podemos liberar así y acentuar la impunidad, porque lo único que se hace es alimentar conductas transgresoras”, cerró.

 

Dejá un comentario