La economía de Estados Unidos empieza a sentir el coronavirus

27 de febrero, 2020

EEUU inflación trump Estados Unidos

Mientras se intensifica el debate sobre el impacto que tendrá el coronavirus en la economía de Estados Unidos, sobre lo cual los mercados financieros parecen haber dado su veredicto, hoy se conocieron algunos indicadores relevantes.

 

Las órdenes de bienes durables tuvieron una caída de 0,2% en enero con relación al mes anterior. Si se excluye al rubro de transporte que suele ser muy volátil, se registró una suba de 0,9%. Por otra parte, las nuevas órdenes de bienes de capital no vinculados a la defensa ni a la aviación, y que dan una aproximación sobre las inversiones del sector privado, crecieron en 1,1% contra diciembre. El dato resultó mejor a lo previsto pero todavía no había irrumpido el coronavirus que impactará sobre las cadenas de valor globales.

 

A su vez, el Departamento de Comercio informó que el PIB subió 2,1% en el cuarto trimestre de 2019 ratificando de esa manera su primera estimación. De todas maneras, los analistas llamaron la atención sobre una leve corrección en el dato sobre el consumo (que explica dos tercios del PIB) al pasar de 1,8% a 1,7%.

 

Mientras tanto, comenzaron a ajustarse los pronósticos de crecimiento para el primer cuarto de este año. Habían arrancado arriba de 2% pero ahora los economistas estiman una expansión de 1,5% en los primeros tres meses del año y por lo tanto parece difícil que el PIB suba 3% en 2020 como aspiraba Donald Trump. Si no se alcanza ese objetivo, sus rivales demócratas se lo recordarán permanentemente durante la campaña presidencial aunque se pueda argumentar que es consecuencia del coronavirus.

 

El Departamento de Trabajo informó que en la semana finalizada el 22 de febrero los pedidos de subsidios por desempleo fueron 219.000, ligeramente por encima de lo que esperaban los analistas aunque sigue siendo una cifra muy baja en términos históricos. Por ahora, la fortaleza del mercado de trabajo, con una tasa de desempleo de sólo 3,6%, es el dato clave del comportamiento favorable que mostró la economía estadounidense en los últimos años.

 

Dejá un comentario