Kristalina baja línea para Riad

19 de febrero, 2020

Kristalina Georgieva FMI

Con motivo de la reunión de los ministros de Economía y presidentes de los bancos centrales de los países del G 20 que se realizará el sábado y el domingo en Riad, Kristalina Georgieva publicó una nota en el blog del FMI. Sostiene que “después de un decepcionante crecimiento en 2019, empezó a verse una estabilización de la economía global y una reducción de los riesgos en la que mucho tuvo que la firma de la Fase 1 del acuerdo entre Estados Unidos y China”. En enero, el FMI proyectó una suba de 3,3% del PIB global en 2020, un avance frente a la expansión de 2,9% del año pasado.

 

Georgieva, destaca que las políticas de estímulo monetario tuvieron un papel muy destacado en este cambio de escenario y se estima que sumaron medio punto porcentual al crecimiento global. En 2019, hubo 71 recortes de tasas de interés decididas por 49 bancos centrales.

 

Pero así como se fueron disipando algunos riesgos, surgió otro: el coronavirus. Y su efecto sobre la economía dependerá de cuánto tiempo dure. Si es limitado, la economía de China tendrá una fuerte desaceleración en el primer trimestre del año pero se recuperará rápidamente. Pero si prolonga, no solo afectará China sino también a todos los países.

 

 

Pero aún en el caso de que se concrete el escenario más favorable, las perspectivas de crecimiento económico siguen siendo muy modestas en muchas partes del mundo, sostiene Georgieva.

 

Pero llama a la acción, y afirma, que en te contexto, los funcionarios de los países del G 20 pueden dar certezas en tres temas: comercio, clima y desigualdad. En el primer punto, estima que el acurdo entre China y Estados Unidos debe seguir profundizándose.

 

También considera que hay que tomar medidas en otros terrenos porque cada desastre natural relacionado al cambio climático, reduce en 0,4 punto de porcentaje el crecimiento en el país afectado.

 

Por otra parte, el FMI insiste en que la desigualdad sigue siendo muy elevada en los países del G 20 y en los miembros de la OCDE lo que genera en las sociedades incertidumbre sobre el futuro, desconfianza en los gobiernos y alienta las protestas. Georgieva afirma en su nota que hay políticas públicas que podrían mitigar la desigualdad y que podrían ser llevadas adelante por los países que tienen una mejor situación fiscal.

 

Dejá un comentario